sábado, 4 de julio de 2009

La orla: símbolo del fin.

¡Hola corazones!

Ayer terminé el curso 2008/2009, a falta de saber algunas notas y de realizar como mínimo dos exámenes seguro en septiembre. Aun así, doy por finalizado mi tercer y en teoría último año como universitario. Me he acordado de mi orla gracias a un dibujo que por casualidad encontré en época de exámenes. Quiero con él hacer un balance de mi etapa universitaria de rigor, aunque me quede al menos un curso más aprovechando la buena vida del estudiante.


Este tercer año he podido continuar con muchas cosas que ya tenía, pero también me ha tocado aprender otra nuevas y desconocidas para mí. Creo que ha sido un año diferente al primero, porque ése es único e irrepetible; y también al segundo, cuando realmente me aclimaté a esta etapa y aproveché y disfruté más de ella. No sólo creo haberla aprovechado más, sino que además pienso que voy descubriendo con más cariño lo que, espero, sea mi futuro laboral.
Poco a poco voy avanzando hacia el fin de mi aprendizaje superior y no descarto continuarlo cuando termine la carrera que actualmente estudio. No quiero pensarlo ahora ni me preocupa demasiado, porque tanto la idea de trabajar ya de esto que me gusta tanto como la de ampliar mis conocimientos y abrirme más y nuevas metas profesionales me llaman.
De momento, este verano a disfrutar de mis amigos, de mi familia y del estudio que tengo para septiembre.
Estoy contento con lo que hago, me gusta mi carrera y me gusta ser universitario.



P.D.: Está claro que no se me va a olvidar este curso, ni por las cosas que he hecho, ni por las que he intentado hacer, ni por la gente que he conocido. Confío y sé que el próximo año no será tampoco difícil de olvidar. ¿Cuál es vuestro resumen del curso? ¿Repetirías uno así? ¿Qué cambiaríais de él, si pudiérais?

Hasta pronto corazones.

No hay comentarios: