Sobre el autor

Yagoloro es el nombre que elegí en el verano de 2.004 para todo lo que tenía que ver conmigo en Internet (o casi todo, que nunca se sabe quién o en qué han podido usar tu nombre sin saberlo tú mismo).
Su origen lo tengo muy claro y de hecho cuando me lo inventé vi personalidad, lógica y originalidad unidas en él, pero con el paso del tiempo su significado o las razones que lo determinaron se han ido quedando pequeñas, como obsoletas. Pero este nombre, como el que tengo en mi vida real, es mío desde siempre y, aunque en esta dimensión 2.0 sea más fácil de cambiarlo, no pretendo hacerlo porque me sigue gustando, le he cogido cariño y además gracias a él he vivido muchísimas cosas.
Confío en que esta marca personal perdure por mucho tiempo, porque significará que seguiré siendo fiel a los principios que marcaron su inicio en esta andadura por Internet.