domingo, 16 de diciembre de 2007

Viviendo bajo el reglamento del aparentar.

¡Hola corazones!

Para terminar la semana, y como ayer os traje un entrada muy interesante a mi parecer pero también bastante costosa y larga de leer, hoy os traigo algo más ameno. Se trata de la letra de una canción, modificada, pero con muchísimo sentido igualmente. Espero que les guste este escrito a que he titulado "Viviendo bajo el reglamento del aparentar".



Viviendo bajo el reglamento del aparentar


Ahora que todo ha terminado me pongo a pensar
pero sé que ya es tarde para decirte lo que me hiciste sentir.
Podría haberte dicho que me importabas,
eso y un millón de cosas pude hacerlo y no lo hice no sé por qué.
Será porque es más fácil escribirlo, o demostrarlo
que montar un numerito de esos de fatalidad.
Según lo que establece el reglamento del aparentar,
pues mi vida se basa en vivir bajo dicho reglamento:
Siendo siempre como la gente espera que sea
pero mis sentimientos son muy diferentes
Hoy me enteré de la verdad, de que ya no podré tenerte a mi lado.
Y la verdad es que podría haber llorado un mar de lágrimas saladas,
arrojarme a los abismos y partirme en dos el alma,
desatar la tempestad y el huracán de mi garganta
y confesar desesperado que no puedo con mi rabia.
Aunque mi actitud no es hoy tan evidente, no puedo sufrir más.
Simplemente te dije: "Vale, no me importa",
pero el dolor cuando es por dentro es más fuerte,
no se olvida con decírselo a la gente.
Lloraré si sé llorar,
como el tímido rocío de un clavel en mi soledad
estaré, todos se irán, ya lo sé
a tu lado en cada golpe iré
como lo hacen las orillas y la mar,
como lo hace el campo y el agua que lloverá.
Podría ser más educado
pero el alma sólo entiende de emoción
y, si hay Dios, seguro entiende mi emoción.



P.D.: Es una adaptación de la canción "Si hay Dios" muy bonita y que hace tiempo que tenía reservada para ponerla en momentos íntimos y especiales. ¿Os ha gustado? ¿Conocíais este texto? ¿Habéis experimentado alguna vez esto que aquí se describe tan preciosamente?

Hasta pronto corazones.

No hay comentarios: