sábado, 3 de noviembre de 2007

Siempre positivo, nunca negativo.

¡Hola corazones!

De nuevo debo tirar de Archivo y copiar los textos de otros blogs. Que lo haga no significa que desatienda el mío, sino que también creo que es bueno que se de a conocer tambien lo que aquí publico mediante el enlace del blog de origen, que en esta ocasión es un viejo conocido: "Tutoría GLBT". Os dejo con el texto íntegro y luego os comento mi opinión al respecto:


"
Aquello que nos decimos a nosotros mismos afecta de un modo determinante a la calidad de nuestras vidas y a nuestra habilidad para hacer las cosas efectivamente.
Somos lo que pensamos. Si nuestro discurso interior es negativo pues somos eso: seres pesimistas irradiando energía negativa. Por el contrario, si nuestro discurso interior es positivo somos seres que creamos y emanamos energía positiva. El pensamiento positivo y el pensamiento negativo son semillas. Siembra ideas y sentimientos positivos en tu mente y recogerás acciones positivas. La gente de espíritu negativo va llena de comentarios derrotistas, repitiéndolos continuamente. Frases inútiles como éstas: Mi vida es un desastre. Nada me sale bien. Esto siempre me pasa a mí. Ya lo arruiné todo. Nada va a resultar. Es inútil esforzarse. Aún cuando a la gente negativa le está yendo bien, nunca reciben con positivismo aquello bueno de la vida y terminan diciendo: Esta racha de buena suerte durará poco. La felicidad no es para siempre. Me gustaría que todo siempre saliera bien, pero es imposible. En cambio la gente de pensamiento positivo, con metas de triunfar y salir adelante va por la vida con frases muy diferentes: Todo va a salir bien. Nada es imposible. Tengo fe que todo saldrá a mi favor. La buena suerte siempre me acompaña. Hay que tener confianza. Hay que esforzarse. Y si algo malo les sucede, la gente positiva no se derrota por el contrario su discurso es de esperanza y entonces se dicen: No hay mal que por bien no venga. Siempre hay que buscar el lado bueno de las cosas. La próxima vez todo va a estar mejor. Pase lo que pase hay que salir adelante.
Si acaso estás en el grupo de aquellos que todavía no practican el pensamiento positivo, no te apenes, no te deprimas, empieza ahora, trata de explicarte las cosas de una manera diferente, con mayor optimismo, con más amor propio, con esperanza. Mantén conversaciones positivas contigo mismo e inmediatamente veras la diferencia en tu actitud personal, en tus acciones, en tu vida.
"


Cuando leí este escrito del que os hablo me alegré muchísimo, porque describía muy bien las dos posturas del pensamiento humano en cuanto a ánimos se refiere: el pesimismo y el optimismo. Hace un tiempo leí el libro del psicólogo Luis Rojas Marcos titulado "La fuerza del optimismo" que me sirvió de mucho.
Antes de leerlo era ya muy optimista, pero después lo fui aún más, y es que es una lectura muy recomendada. Desde aquí la aconsejo, porque desgrana poco a poco los efectos de uno u otro pensamiento, quedando como conclusión que el pensar en positivo siempre ayuda, en cualquier situación.
También veis que anima a "pensar en verde", lema que llevo siempre conmigo allá donde vaya. No le fallo, y esa fidelidad que le tengo me viene siempre recompensada, por lo que estoy con el autor en que es mejor pensar bien, que para pensar mal siempre hay tiempo... Y si tengo alguna pequeña duda de mi capacidad de hacer algo o me siento ligero de ánimos, pues me pongo la B.S.O. de "El rey león", y más concretamente la canción "El ciclo de la vida".


P.D.: No hay más que decir, simplemente perfecto me parece lo que esta entrada ha dicho, y en general l que se dice en el nombrado blog. ¿Qué opináis al respecto? ¿Estáis de acuerdo con lo que dice o no? ¿Por qué?

Hasta pronto corazones.

No hay comentarios: