viernes, 16 de noviembre de 2007

5 años desde el hundimiento del "Prestige".

¡Hola corazones!

En esta entrada de final de semana laborable voy a comentaros en la medida de lo posible una noticia de "20 minutos" que nos recuerda cierto accidente marítimo: el hundimiento del "Prestige".

Fue el 13 de noviembre cuando el barco petrolero llamado "Prestige" naufragó a escasos kilómetros de la Costa da Morte, en Galicia. Este accidente provocó que todo el fuel que se almacenaba en sus enormes bodegas se fuese extendiendo a modo de mancha de aceite por todo el Océano Atlántico. La marea hizo que ese petróleo que flotaba sobre la superficie del océano llegase a las costas gallegas a lo largo de los días siguientes.
Todo esto estuvo envuelto en cierto secretismo cuyo misterio tardó poco en desvelarse; y a raíz de eso salieron datos como que "el petrolero no había pasado la prueba de inspección técnica necesaria para ser utilizado" o incluso que"el ministro encargado de este asunto estaba de caza".
El bautizado "chapapote" dio más de un quebradero de cabeza tanto a la administración pública, como a los españoles que mirábamos atónitos las noticias desde casa; y sobre todo a las familias gallegas, que veían cómo su medio de vida se cubría de esa pasta negra y viscosa.
Más de 300.000 personas ayudaron voluntariamente en las costas afectadas para su limpieza, así como intentaron salvar a numerosas especies de aves que se encontraban exhaustas al intentar salir de esa pasta como podían.
"Lo que sufrió Galicia, más que incompetencia fue indefensión", señaló Quintana, matizando que el aniversario del "Prestige" sería "una buena oportunidad" para que el Estado salde la "deuda histórica" que tiene con Galicia en materia de seguridad marítima.

España se conmovió con esa imagen y con la del "chapapote" impregnando las
costas gallegas, y se unió en defensa de ellas, a la vez que protestaba por lo sucedido y pedía explicaciones al gobierno central por la mala gestión del accidente y del posterior tratamiento. Al grito de "NUNCA MÁIS", y con la bandera de Galicia negra por el petróleo con dicha frase salieron a la calle en busca de ayuda y respuestas, que poco a poco se fueron conociendo, pero que aún hoy no queda del todo explicado.
Cinco años después de este trágico atentado contra la naturaleza, lo recuerdo para que no caiga en el olvido. Aún perviven esas viejas (o no tan viejas) heridas de aquel fatídico día del 13 de noviembre de 2.002 en el que un petrolero naufragó frente a las costas de Galicia.


P.D.: He procurado simplemente recordar esas malas semanas en los que "lo negro del fuel arrasó lo verde de las costas" para así hacerles un homenaje tanto a los gallegos como a los muchos voluntarios que ayudaron en la medida de lo posible.Dicho sea de paso: Nunca máis. ¿Qué os ha parecido? ¿Creéis que pudo haberse evitado? ¿Pensáis que todavía queda mucho por hacer con respecto a este tema?


Hasta pronto corazones.

No hay comentarios: