sábado, 31 de julio de 2010

Dinamarca, mi destino.

¡Hola!

Hace un mes que aseguré que me iría de Erasmus, y en este tiempo me ha dado tiempo de tratar de conocer mejor el país que me acogerá durante 10 meses después del verano. La emoción de conocer algo nuevo y mi ilusión por todas las cosas que podré hacer me están permitiendo que lo viva de una manera especial.


En la entrada que he enlazado al principio decía que me iría después de los exámenes de septiembre si no conseguíamos movernos de las fechas oficiales. Pues parece ser que no se tolera mucho la no asistencia a las clases, además de que los primeros días son muy importantes, así que marcho en apenas 20 días para allá y volveré para hacer los dichosos exámenes y de nuevo volveré a Dinamarca para quedarme definitivamente hasta Navidad. Aclarado esto, os dejo ya con cierta información que he leído y que quiero compartir y reunir en este blog acerca de Dinamarca.

Dinamarca (o "Danmark" en danés, "La tierra o marca de los daneses") se sitúa al norte de Europa y es el más meridional de los países nórdicos y también el de menor extensión (apenas suma 43.000 km²), a pesar de contar con la península de Jutlandia y dos territorios de ultramar o territorios dependientes, Groenlandia y las Islas Feroe.
Dinamarca forma parte de Escandinavia, sólo tiene frontera por tierra con Alemania y está compuesta por la península de Jutlandia (Jylland) y por cerca de 407 islas de las cuales 79 están habitadas, sumando una población total de más de 5 millones y medio de personas. Las principales islas danesas son Selandia (Sjælland), Fionia (Fyn), Vendsyssel-Thy, Lolland y Bornholm, la más alejada del archipiélago danés. Esta posición ha dado a Dinamarca, históricamente, el control sobre el acceso al mar Báltico.
CURIOSIDADES
Su organización se basa en una monarquía constitucional desde 1.849, fecha en la que quedó abolida la monarquía absoluta que había regido el país desde 1.660, y se convirtió en monarquía parlamentaria en 1.901. En términos de permanencia, la monarquía danesa puede considerarse la más antigua del mundo, al haber existido durante al menos un milenio. Dinamarca forma parte de la Unión Europea (aunque no utiliza el euro, sino la corona danesa). y además fue miembro fundador de la OTAN en 1.949, terminando con la tradicional política de neutralidad que había sostenido hasta ese momento.
Por su naturaleza pobre en recursos geológicos, Dinamarca sostuvo su economía en la actividad agrícola, gracias a sus granjas, la explotación pesquera y la industria naval. En el último siglo, los daneses han dado un impulso a la industrialización de su país y han favorecido el establecimiento de un estado de bienestar garantizando el acceso a servicios públicos desde que en 1.933 se firmara el acuerdo de Kanslergade.
El Índice de Prosperidad del Instituto "Legatum", ubica a Dinamarca como uno de los mejores países del mundo para vivir, compartiendo la primera posición con Finlandia, Suiza y Suecia (España ocupa el puesto 22). El índice se basa en una definición de prosperidad que combina crecimiento económico con el nivel de libertades personales y democracia en un país, así como mediciones de felicidad y calidad de vida.
Los daneses son la población más felíz y satisfecha del mundo, debido entre otras cosas a su democracia, su igualdad social, su atmósfera pacífica, la solidaridad y alta calidad de vida. Además, se encuentra entre los 3 países más ricos del mundo, junto con Noruega e Islandia, tiene los salarios más altos del mundo y tiene el nivel más grande de igualdad de ingresos del mundo; pero también posee los impuestos mas elevados del mundo, con un promedio alrededor de un 48% de impuesto por salario. También se considera el segundo país más pacífico del mundo, sólo sobrepasada por Nueva Zelanda (según el Índice de Paz Global de 2.009), fue clasificado el país menos corrupto del mundo en el año 2.008 (según Corruption Perceptions Index) y además tiene el mejor clima para hacer negocios en el mundo, según la revista de negocios Forbes en 2.009.
Dinamarca es un estado confesional cuya religión oficial es el cristianismo de tipo protestante-luterano. El monarca (actualmente la reina Margarita II) es la máxima autoridad de la iglesia estatal cuya nombre oficial es Iglesia del Pueblo Danés (Den Danske Folkekirke). Un 83% de los daneses son miembros de la iglesia del estado danés, siendo la segunda religión el islam, dada la inmigración reciente de países árabes.
CLIMA Y NATURALEZA
El clima de Dinamarca es suave y agradable durante todo el año y, por lo tanto, es poco frecuente experientar las situaciones climáticas extremas. Hay suficientes precipitaciones durante todo el año y a menudo sopla corriente en el oeste del país debido a su situación en el golfo. La vegetación autóctona está formada por bosques de árboles con hoja caduca. En las reforestaciones estos están desplazados cada vez más por coníferas y abetos. La mayor parte de los bosques se utilizan como protección contra los vientos y para evitar la pérdida de tierra y arena por el lado del mar del norte. Aparte de ciervos y venados no se han conservado animales mayores en los bosques daneses. Sin embargo hay una fauna importante y variada de aves, cuya principal amenaza es la contaminación ambiental en las zonas acuáticas cerca de las costas y en los lagos y ríos del interior. En Dinamarca hay cuatro sitios declarados patrimonio de la humanidad: Las colinas de tumbas paleolíticas, las ruinas y la iglesia de Jelling, la catedral de Roskilde y el castillo de Kronborg en Helsingør.
bastante conciencia con el respeto al medio ambiente, especialmente de forma reciente debido al Calentamiento Global. De hecho, del 7 al 18 de diciembre de 2.009 se celebró la Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU 2009 (COP15) en Copenhague. Dinamarca es, en términos relativos, la más destacada en cuanto a fabricación y utilización de turbinas eólicas, con el compromiso realizado en los años 1.970 de llegar a obtener la mitad de la producción de energía del país mediante el viento. Actualmente genera más del 20% de su electricidad mediante aerogeneradores, mayor porcentaje que cualquier otro país, y es el quinto en producción total de energía eólica, a pesar de ser el país número 56 en cuanto a consumo eléctrico.
ESTADO DE BIENESTAR
Dinamarca es uno de los estados de bienestar más modernos y desarrollados en el mundo. Sigue el modelo escandinavo de bienestar que garantiza una amplia protección social para todos. El sistema es universal, es decir, todos los ciudadanos tienen los mismos derechos, ventajas y beneficios que ofrece la sociedad, independientemente del lugar que ocupen en la sociedad. La forma en la que el modelo escandinavo ha decidido organizar y financiar su sistema de seguridad, sistema de salud y educación, es muy distinta de otros países europeos. El sistema es apoyado por todos los partidos políticos de Dinamarca que todos tienen la intención de preservarlo.
Algunos beneficios del estado de bienestar de Dinamarca son: Educación gratuita de alta calidad (colegios, universidades, etc.), subsidio del estado para la educación (subsidio mensual para todos estudiantes mayores de edad: 5.384 Coronas danesas/725 Euros), servicio médico gratuito de alta calidad, estancia gratuita en hospitales (también en los partos), no hay peajes, pensión de vejez, asistencia social, subsidio de vivienda para personas con salarios bajos, permiso por maternidad de 1 año (6 meses con salario completo), servicio gratis de biblioteca...
El sistema de bienestar es financiado por el estado danés y por lo tanto requiere un alto nivel de impuestos. Al mismo tiempo, Dinamarca es el país que tiene los salarios más altos del mundo y una tasa de desempleo muy baja con alrededor de un 2% de desempleados en el 2.007 antes de la "crisis financiera". Los daneses están muy orgullosos de su país como modelo de estado de bienestar y es la gran mayoría que apoya y da prioridad al mantenimiento del sistema. Por lo tanto, la mayoría de los daneses en general están de acuerdo con el nivel de impuestos necesario para sostener el bienestar. De hecho, cuando el gobierno anunció una reducción de los impuestos en el 2.007, el 2 de octubre se experimentó grandes manifestaciones populares y huelgas con daneses pidiendo mayor prioridad a las condiciones sociales, los servicios públicos como la educación y la salud y el bienestar de la gente con el eslogan "Sí, al bienestar para todos - No, a la reducción de impuestos".
La actitud positiva ante los impuestos personales se debe a que los impuestos son claramente relacionados con el grado de bienestar que ofrece el estado danés. Todos los ciudadanos experimentan los beneficios a diario que son muy evidentes, así como es fácil de identificar lo que el sistema ha obtenido de beneficios para el país a largo plazo. Además, los daneses tienen un alto grado de confianza en el estado y el sistema político del país que suele ser transparente y estable, así mismo se ha concluido en informes que Dinamarca es el país que experimenta menos corrupción en el mundo. La confianza en el estado puede ser otro de los factores por lo cual la mayoría de los daneses apoya el nivel de impuestos, ya que saben que el dinero es manejado correctamente según las leyes del país y a favor del estado de bienestar que beneficia a todos. Para Dinamarca y su cultura, valores nacionales como la solidaridad, la igualdad, los derechos humanos y la humildad tienen una muy alta prioridad. Por esta mentalidad, los daneses en general se sienten obligados a contribuir al sistema de bienestar que respresenta los valores culturales. Evidencias de otros posibles beneficios del bienestar danés es la baja delincuencia, la igualdad social y económica y pocas tensiones sociales.
CULTURA Y PENSAMIENTO
Algunos de los valores más importantes en la cultura danesa son, entre otros, la empatía, la solidaridad, la confianza entre las personas, la tolerancia, la libertad, la igualdad y la justicia. Siguen al pie de la letra sus leyes y su constitución. En general, es gente muy educada y amable. Los daneses tienen una actitud muy relajada y alegre frente a la vida lo cual se refleja en su trato social que suele ser muy informal. Son tolerantes, pacíficos, de mentalidad abierta y sin ningún tabú. La sinceridad es importante para los daneses que son francos y que no ocultan sus opiniones críticas. El humor danés es irónico, sarcástico e informal y se utiliza con frecuencia en cualquier tipo de conversación como una forma de mostrar confianza. No es una puerta abierta para ofender o faltar el respeto. Es casi imposible ofender a un danés. Sin embargo, para algunas culturas puede ser difícil interpretar el humor y sarcasmo danés. La actitud relajada de los daneses además se refleja en los muchos ambientes alternativos que tiene Dinamarca y que son una parte fascinante y exuberante del país. Los daneses son muy dispuestos a demostrar la cultura que tienen y orgullosos de su historia, siempre poniendo de frente su bandera, su reina, y su moneda (la corona danesa).
El hogar y la familia tienen una tremenda importancia para los daneses. La mayoría de las horas libres se pasa en casa con la familia y con amigos. Se invierte mucho en casas espaciosas y de calidad con jardines grandes y bonitos. Los daneses suelen cuidar bien sus casas, ser ordenados y fijarse en los detalles. La limpieza de la casa es muy importante y por lo tanto es considerado de buena educación quitarse los zapatos antes de entrar a una casa para no ensuciar el piso. Sin embargo, en la mayoría de ocasiones el dueño dirá al visitante que no es necesario hacerlo. "Hygge" es un concepto 100% danés. El significado es algo entre acogedor y cómodo, y para los daneses eso significa pasar tiempo con la familia y los amigos, encender velas al atardecer y beber una taza de café o una bebida caliente. Los daneses buscan siempre la calidez en sus hogares, describen la palabra "hygge" como "la sensación de bienestar más intensa, el sentirse en paz con su entorno más cercano y sentir el calor y el placer de disfrutar de un lugar con encanto".
En Dinamarca la comida es muy importante y habitualmente casi todas las comidas se hacen en casa. Es un acto social, cultural y familiar. Hay tres comidas principales: El desayuno y la cena suelen hacerse en casa, mientras que el almuerzo, por razones prácticas, suele tomarse fuera, y por lo general se lleva hecho desde casa. En la noche se juntan los daneses en las casas con la familia para cenar. Es considerado mala educación, glotonería y una falta de respeto empezar a comer antes de que todos estén sentados en la mesa y tengan comida en su plato. Es costumbre poner toda la comida en el centro de la mesa para que cada uno se sirva lo que quiere. Una cena puede durar mucho tiempo y sólo niños pequeños pueden abandonar la mesa antes de que todos hayan terminado su plato. Cabe mencionar que la vida laboral, tiendas, etc. termina aproximadamente entre 5:30 a 6:00 de la tarde en los días entre semana.
Otro valor nacional característico de los daneses es la hospitalidad. Un danés a menudo se esforzará por ser un excelente anfitrión, preparando comidas, bebidas y decoración; y la respuesta del otro será un sencillo pero sincero "gracias por una tarde/noche/día tan agradable". Es costumbre que los invitados traigan algo para el antifrión como flores, vino o chocolate. Es considerado de mala educación llegar a una vivienda sin previo aviso a menos que sean personas de mucha confianza, ya que esto anula o dificulta la posibilidad de ser un anfitrión decente, o interrumpe un descanso. Sin embargo, esto tampoco será interpretado como una ofensa directa. Para los daneses el hogar es un lugar sagrado y valoran la privacidad. Tampoco es aceptable llegar tarde a una cita de trabajo o amistosa, pues esto es considerado una falta de respeto y una violación de un convenio mutuo (en este caso, reunirse a una cierta hora), e incluso es visto como una violación al principio de igualdad, puesto que las horas de reunión son las mismas para todas las partes involucradas.
Los daneses son defensores de los valores democráticos como la igualdad, la libertad de expresión y los derechos humanos. La democracia y la sociedad de bienestar danesas se basan en el respeto al ser humano, la solidaridad y en la responsabilidad hacia la comunidad, tanto en la vida social como en la familiar. Dinamarca es una sociedad democrática que ofrece libertad y responsabilidad, independientemente del sexo, color de la piel, cultura y filosofía de vida. Todos tienen derecho a pensar, expresarse y escribir libremente, a asociarse y practicar la religión o filosofía de vida de su elección. Asimismo, Dinamarca encabeza la lista en el ránking global de la libertad de prensa elaborado por la O.N.G. "Reporteros sin Fronteras". La libertad e igualdad individual de la persona es un concepto básico de la sociedad danesa, una libertad que queda limitada únicamente por el respeto hacia los demás y su derecho a libertad e igualdad. La igualdad es mucho más importante que el éxito o lo que se podría considerar un intento de demostrar que uno es más importante que el resto. Es importante mostrar humildad. Los daneses llaman a esta característica "Janteloven" o Ley de Jante.
A los 18 años de edad un joven danés es considerado mayor de edad. A esa edad la función de los padres se trata de aconsejar y apoyarlos. Abandonan la casa alrededor de los 20 años cuando entran a la universidad. Es común alquilar un apartamento solo, con amigos o con su pareja. También existen residencias para estudiantes universitarios. Cuando abandonan la casa de los papás son responsables de mantenerse económicamente con el subsidio estatal que el gobierno da todos los meses a los estudiantes o con un trabajo. Es raro que los padres les dé dinero a los hijos si tienen la posibilidad de ganarlo por sí mismo, ya que, lo consideran como parte de ser independiente. Los jóvenes daneses son más privilegiados que en otros países industrializados, ya que, el Estado de bienestar Danés ofrece mucha ayuda económica a los que estudian o tienen necesidad. Las 5.384 coronas danesas (725 Euros) al mes en subsidio del estado para la educación, es suficiente para mantenerse como estudiante en Dinamarca sin un trabajo. Sin embargo, la mayoría de los jóvenes prefieren tener un trabajo aparte de los estudios, por lo cual, tienen la posibilidad de tomarse muchos lujos como ir de viajes, ir de compras y salir a tomar café con los amigos. Muchos refieren a esta generación privilegiada como "la generación del café latte" por las frecuentes visitas a los cafés. La educación que reciben en la casa por los padres es una educación tradicional, con principios muy fijos, pero democrática y pone mucho énfasis en libertad bajo responsabilidad. Hay mucha confianza entre los padres y los hijos. La gran independencia y responsabilidad de los jóvenes daneses tal vez es la razón por la cual muchos los consideran como maduros en su mentalidad comparado con otras culturas. Es socialmente y culturalmente aceptado y lo más común que una pareja vive juntos varios años sin estar casados con el objetivo de conocer bien a su pareja antes de casarse. Según la cultura danesa y la religión esto no es visto como algo incorrecto o malo. Tampoco es mal visto por la sociedad danesa tener hijos con su pareja sin estar casado. Muchos daneses se casan y tienen su primer hijo después de los 30 años, ya que se pone mucho énfasis en establecer una carrera y tener los recursos adecuados.
La igualdad de sexo es prácticamente un valor idiosincrásico nacional, las mujeres trabajan y gozan de prácticamente todos los beneficios que su contraparte masculina. En la mayoría de las familias, tanto la mujer como el hombre trabajan y ambos comparten las tareas domésticas. Una situación como la desnudezusualmente es vista como algo normal, lo que queda en evidencia por la aceptación del nudismo en prácticamente todas las playas del reino.
La homosexualidad en Dinamarca es un hecho aceptado y normalizado. Dinamarca posee una legislación a favor de la no discriminación de las personas homosexuales. Además ha sido pionera y referente en la aplicación de estas políticas antidiscriminatorias. Todos los partidos daneses defienden la igualdad de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales. De hecho, Dinamarca fue el primer país del mundo en legislar una ley de uniones civiles, está ley fue aprobada por todos los partidos de la cámara danesa en 1.989. En marzo de 2.009 el Parlamento de Dinamarca aprobó la adopción de niños por parejas del mismo sexo.
La bicicleta es considerado el principal medio de transporte, sobre todo a escala local. Siempre ha sido tradición usar la bicicleta por cuestiones prácticas. Las calles en Dinamarca permiten la utilización de este transporte por lo cual resulta práctico y una de las formas más rápidas de llegar al trabajo y evitar las filas de tránsito en las ciudades grandes. En parte también por los elevados impuestos a los transportes automotores. Por todos lados hay sistemas de ciclo vía y en algunas ciudades hay semáforos especiales para las bicicletas. En el centro de Copenhague hay un servicio de bicicletas gratis. El sistema es idéntico al clásico mecanismo de los carros de los supermercados, se inserta una moneda y se la recupera al depositar la bici en su lugar de origen. La bicicleta es el único medio de transporte que todos pueden permitirse, es una forma de ser todos iguales y a la vez es una forma de cuidar el medio ambiente y la salud.
LA UNIVERSIDAD
La edad promedio de ingreso a la universidad en Dinamarca es de 22 años, lo cual se debe a que es común que los jóvenes daneses viajen o trabajen en etapas tempranas de su edad adulta y tomen una decisión formal acerca de sus estudios universitarios contando ya con más edad y experiencia. Las universidades comúnmente no tienen dormitorios, pero la mayoría de sus estudiantes viven ya fuera del hogar paterno, por su propia cuenta, normalmente alquilando apartamentos junto a otros jóvenes, o habitaciones dentro de casas más grandes. El sistema social del país, sin embargo, es extremadamente solvente y apoya a los jóvenes universitarios con 5.200 coronas danesas mensuales (700 Euros) y siendo la educación gratuita, muchos daneses tienen acceso a una educación superior.
Las 130 instituciones de educación superior danesas ofrecen cursos y programas de estudios de diferente duración y niveles. Existen 5 universidades que ofrecen los estudios universitarios tradicionales. Por otra parte otras diez universidades especializadas en materias como ingeniería, veterinaria, farmacia, arte, arquitectura y estudios comerciales, además de dos academias de música, conceden titulaciones basadas en la investigación, tanto a nivel elemental como superior. Existen otras 100 escuelas superiores que ofrecen formación de ciclo más corto y medio en disciplinas como formación de maestros, labor social, fisioterapia, enfermería, ingeniería, diseño, música, etc. La mayoría de ellos son instituciones financiadas y controladas por el Estado, sólo algunas de ellas son de carácter privado. Los títulos que se pueden obtener son: Un Bachelor o Licenciatura de tres años de duración al que sigue normalmente un periodo de otros dos años de especialización para obtener el Candidatus (Master), que requiere la realización de una tesis. Tres años más de estudios de post graduación tras la obtención del título de Candidatus, conducen a un doctorado (Ph.D), que hoy en día es posible realizar en inglés.
El año académico se divide en dos partes: el semestre de otoño, de agosto/septiembre hasta finales de diciembre, y el semestre de primavera, de enero/febrero a mayo/junio. Tanto diciembre/enero como mayo/junio son meses de exámenes finales donde los alumnos no reciben clases, sino que se dedican a estudiar para los exámenes. Los exámenes en las universidades suelen ser muy exigentes, ya que el contenido incluye todos los temas que se ha visto durante el semestre y el pensum se basa exclusivamente en textos o lo que equivale a un libro entero. Lograr una vista general y tener la capacidad de analizar y perspectivar los temas es crucial para ganar con una buena nota, ya sea examen oral o escrito. Todo el semestre depende de un solo examen final por cada curso, así que no se puede juntar puntos durante el semestre al entregar trabajos y tomar pruebas parciales como en otros sistemas universitarios. El examen final es crucial.
No es obligatorio ir a clases durante un semestre y no se toma asistencia, pero es muy recomendable asistir a las clases, ya que el profesor es un guía importante para entender los textos leídos y lograr la vista general que se requiere para el examen. La lengua de enseñanza es normalmente el danés. Sin embargo, cada vez más instituciones ofrecen parte de sus cursos regulares en inglés o en otros idiomas, aunque existen fórmulas especiales para extranjeros, a excepción del doctorado, es necesario tener algún conocimiento del danés para evitarse cualquier problema.



P.D.: Espero no haber sido muy pesado, pero a mí realmente me interesaba hacer esta visión general del país. Me gustaría, tras pasar un tiempo allí, hacer una entrada hablando sobre Horsens, que es la localidad donde viviré y estudiaré concretamente. ¿Qué idea teníais de Dinamarca? ¿Se acercaba a la que aquí se expone? ¿En qué país europeo os gustaría vivir?

¡Cuidáos!

No hay comentarios: