lunes, 12 de julio de 2010

No sólo gana el deporte español.

¡Hola corazones!

La entrada de hoy tratará de resumir la única noticia que parece importarle a España: que la selección española de fútbol ha ganado la final de anoche ante Holanda, aunque sufriendo, conviertiéndose en campeona del mundo.

Inexplicablemente menos nervioso que ante Alemania, quizás por creer que aquellos eran una selección más potente y competitiva, vi el partido en mi casa, sin mucha compañía, algo que añoré. Los pocos nervios del principio fueron aumentando conforme avanzaba el contador y nos acercábamos al final de la segunda parte y poco a poco a los temidos penaltis. Afortunadamente, a 3 minutos del final Iniesta marcó el gol de la victoria tras muchas intentonas del equipo español y un muy buen juego por su parte, algo que no creo que se le pueda atribuir a la selección holandesa por sus fuertes encontronazos con nuestros jugadores.
La fiesta y la alegría de desató por toda España y yo pude vivirlo y sobre todo escucharlo en mis alrededores con pitidos de los coches, gritos de la gente y hasta cohetes. .
Las consecuencias sociales que esto iba a supone ya las comenté en mi anterior entrada al respecto del Mundial y del triunfo de "la roja" en semifinales antes Alemania, por lo que ahora me interesa más hablar de otra consecuencia igualmente importante: la económica. Y es que ya preveían muchos medios de comunicación que el país que ganara el campeonato mundial vería reforzarse su economía. Sin duda el triunfo de la selección lo que ha conseguido es alimentar el optimismo del pueblo, con ello la despreocupación y después el consumismo, y eso ya se estaba notando en los últimos días, conforme avanzaba hacia la final. Veremos si se cumplen las estadíticas también para España y esta inyección de alegría, confianza y esperanza alivian un poco el drama diario de la crisis en muchas familias españolas.
Me gustaría también agradecer el trabajo de la organización de toda esa fiesta que se está montando en Madrid. No debe de ser nada fácil, y lo digo con cierta experiencia, organizar todo ese dispositivo para controlar a esos cientos de miles de personas que quieren ver a sus campeones de cerca, además d ela posterior fiesta final que parece ser que se alargará hasta la noche.
No puedo dejar de alegrarme por la alegría de la gente, aunque sea por este simple hecho histórico, eso sí, de un equipo unido y que sin duda ha conectado con su afición con humildad y responsabilidad. Os dejo con una imágenes emotivas que lainformación.com ha colgado en su web:





P.D.: Os dejocpara finalizar un álbum de fotos del proyecto "SpainFantasma" que Kurioso ideó y que ha tenido la ayuda de todos, donde se aprecian las calles de España vacías durante el partido. ¿Con quién vísteis vosotros el partido? ¿Qué opináis de la final y del equipo español? ¿Qué más consecuencias se pueden obtener de este triunfo?

Hasta pronto corazones.

No hay comentarios: