miércoles, 28 de julio de 2010

De la costumbre al sentido común.

¡Hola!

Como todos ya sabéis, hoy se ha producido la polémica votación acerca de si prohibir o no las corridas de toros en Cataluña. Esto se ha producido en el parlamento regional que gobierna dicha comunidad autónoma esta misma mañana, con el resultado efectivo aunque algo ajustado de prohibir esta tradición.

Con 68 votos a favor, 55 en contra y 9 abstenciones, el Parlamento catalán ha aprobado la prohibición de las corridas de toros en la región a partir del 1 de enero de 2.012, en uno de los ambientes más polémicos y de mayor expectación que ha traído a varios reporteros de otros países para cubrir este importante cambio. Ya en 1.991 las Cortes regionales de las Islas Canarias dieron este paso, aunque el factor mediático de aquella decisión no llegó al punto tan candente que se ha conseguido con la noticia de hoy.
Es normal si tenemos en cuenta las relaciones que hay entre esta comunidad autónoma y el país, o mejor dicho, entre quienes la gobiernan, pues creo que esa lucha "anticatalanista" para unos y "antiespañolista" para otros se ve más alimentada por los propios políticos que por la sociedad, tanto catalana como del resto de España. .
Las palabras del presidente de la "Generalitat", José Montilla, no me han gustado nada porque me han parecido cobardes, pues mostraba una visión defensiva de su posición: "He votado en contra (de la prohibición) porque creo en la libertad". Sin embargo, valoro, admiro y comparto las palabras de Artur Más, líder de CiU, que ha votado a favor "por una cuestión de conciencia personal mía (...) creo que tendré una Cataluña mejor, es una cuestión de conciencia personal, que dejaré a mis hijos una Cataluña mejor (...) sin espectáculos públicos que comportan el sufrimiento seguramente innecesario de animales". También me han gustado las palabras de Joan Puigcercós, de ERC, que ha defendido que "no puede dejarse que los toros languidezcan porque va poca gente: no por haber crímenes minoritarios no se legislan", argumentando así que se deba legislar todo cuanto se pueda para asegurar un mejor futuro.
Lo que no se prohibirán, al menos de momento, son los famosos "correbous", las fiestas donde estos animales también son humillados y vejados en ciertas ocasiones. Me ha gustado ver que se han abierto frentes en otros sectores, como puede ser el de la caza. Hoy en día esta actividad también se realiza por puro entretenimiento, y por ello pienso al igual que el presidente de la "Xunta" de Galicia Alberto Núñez Feijóo y también creo que se debería prohibir por igual razón: "Convendría reflexionar sobre otra actividad, la caza. ¿La caza es legal? ¿Se puede cazar? ¿No se puede cazar? Hay que reflexionar y ser un poco más serio".
Mi opinión ya la he mostrado con banners en este blog, con imágenes o con ciertas adjetivaciones subjetivas al resumir la noticia, pero me gustaría añadir que creo que los políticos están en sus puestos para gobernar y legislar por el bien común, con sentido de la responsabilidad y afrontando y debatiendo las distintas posiciones que sobre un tema en concreto puedan surgir. También quiero decir que no considero esto un insulto contra el resto de los españoles ni con la "imagen corporativa" o identidad de España, y reitero la "politización" desmesurada de esta medida, y buena prueba de ello han sido los periodistas acreditados de otros países.
Os dejo aquí el vídeo de la votación y las posteriores reacciones:




P.D.: Vaya desde aquí mi apoyo y mis felicitaciones a la plataforma "Prou!" que recogió las 180.000 firmas (cuando sólo eran necesarias 50.000) que dejaron vía libre al debate y a la posterior votación. ¿Qué opináis vosotros de esta prohibición? ¿Creéis que se ha politizado esta decisión demasiado? ¿Creéis que es el "principio del fin" de esta fiesta, al menos como identidad de España?

¡Cuidáos!

2 comentarios:

Alehop dijo...

Uff... xD

Bueno, como te habrás dado cuenta estoy a favor de esta ley. Me gustaría que no solo se aprobara en toda España sino en el resto del mundo.

En Canarias fue propuesta por un actual miembro del PP Canario y no tuvo tanta fama porque no interesa políticamente hablando. Somos tan ultraperiféricos que les importamos un pepino. Para que luego se quejen.

La han politizado los mismos de siempre. El Partido Popular no hace otra cosa que politizar todos lo que ocurra en este país. Si se hace lo que ellos quieren se español y digno. Si no, se va contra la unidad del país y blablabla. De verdad, estoy hartísimo de los peperos.

No sé si es el principio del fin, lo que sí sé es que nunca y repito, NUNCA, debió ser símbolo de identidad de España. ¡Nunca!

¡Saludos!

Aroha dijo...

Estoy de acuerdo contigo. La decisión que se ha tomado esta mañana se ha tomado como una "venganza" hacía el resto de España y como una medida para separarnos aún más del resto del país. Simplemente es prohibir una fiesta en la que se maltratan animales, como ya en Barcelona están prohibidos (desde hace unos años)los espectáculos de circo con animales.

Un beso :)