miércoles, 21 de julio de 2010

Tampoco nos diferenciamos tanto de los EE.UU.

¡Hola!

Hoy voy a mostrar mi opinión acerca del Estado de las Autonomías en España. Espero que me disculpéis el título de la entrada, que quizás peca de sensacionalista, pero como yo no soy periodista y no tengo por qué guardar tanto las formas. Espero que me mostréis vuestra opinión acerca de esta macedonia de asuntos que he mezclado para llegar al asunto principal.


Hoy en las noticias he podido oír algunas cosas que me han hecho pensar ne otras, así que recordar el "Estatut" catalán y demás leyes autonómicas que co-gobiernan con las nacionales. Trataré de mostrar mi opinión al respecto de todo esto, siempre desde mi escasa información acerca de las leyes existentes.
Y es que resulta que la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, anunció hace unos días su intención de eliminar la bollería industrial de los comedores de los colegios. Concretamente me ha gustado una frase que ha dicho de "no se va a prohibir, sino a limitar su distribución. Hemos comprobado que al dificultar su acceso se produce una bajada en el consumo". La medida me gusta, sinceramente, aunque la haya encubierto con eso de "no estamos prohibiendo (que queda muy feo y muy políticamente incorrecto), sólo dificultamos su acceso".
Otro asunto del que quiero hablar, y que tiene relación con ésto ya que ha sido la causa de esta opinión que voy a escribiros, es el Estado de las Autonomías. Y es que la señora ministra antes mencionada ha tenido que llegar a un acuerdo con todas las Comunidades Autónomas de este país para poder lanzar a delante esta medida. ¡Eso sí que es saber quién manda! Ah, no, calla,es verdad; que es que tienen mayor poder las comunidad autónomas que el poder central...
A raíz de esto, lo de dificultar el acceso al tabaco y el alcohol... ¿qué se hace, subiendo los impuestos sobre estos productos, no? Claro, como eso sí da dinero al Estado, mejor subimos los impuestos y, oye, si de paso que reducimos el consumo nos llevamos un dinerito, ¡perfecto! Pues vaya manera de dificultar algo que es una droga y que poca gente realmente va a dejar de hacer precisamente porque ya está en nuestra cultura no como una droga sino como un alimento más que tomar cada semana. Normal que aparezcan titulares del tipo "Preocupación por el aumento en el consumo de drogas, pero se normaliza el consumo de alcohol y tabaco"... Si hay educación para el tema de los bollitos, del aborto, las enfermedad de transmisión sexual o el embarazo no deseado no entiendo por qué no lo hay con estas otras cosas, igualmente importantes para el conjunto de la sociedad.
Todo esto viene a raíz de que se ha tenido que llegar a un acuerdo mutuo entre Gobierno Central y Comunidades Autónomas para lanzar adelante esto. Creo que paulatinamente, y desde que se firmó y aprobó la Constitución Española de 1976, se le ha ido otorgando más poder a éstas últimas en detrimento de un orden central, único y común para todos los que estamos conviviendo en este país. Y es precisamente la Carta Magna la que declara en uno de sus artículos más importantes que "todos los españoles somos iguales ante la ley". Por eso mismo un catalán tiene el mismo trato ante un médico que un extremeño, o a un asturiano le es más fácil encontrar vivienda que a un murciano, o a un navarro le juzgan de otra manera que a un andaluz. Son ejemplos inútiles y sin sentido, lo sé, pero sólo es para tratar de ilustrar lo que quiero decir. De cara a la Administración todos deberíamos ser tratados igual, con los mismos derechos, pues todos tenemos los mismos deberes también.

Y que conste que defiendo el autogobierno (en algunas cosas) de las regiones y la descentralización del poder porque da una mejor gestión de todos los temas burocráticos y mayores facilidades a los ciudadanos en su relación con la Administración, pero una cosa es eso y otra que haya mil despachos que mantener con los impuestos de todos.
Y otra cosa, es cierto que siempre es mejor llegar a un consenso (yo soy un firme defensor del diálogo), pero en muchos casos eso significa perder eficacia porque realmente no se centran en la importancia del tema a tratar, sino en intereses propios y en lo que pueden sacar con este acuerdo. Vaya políticos pues, si no se preocupan de las personas...


P.D.: Cada vez estoy más quemado con algunas cosas que se hacen en la política española y me dan más ganas de afiliarme algún partido político (aunque no sé a cuál...) de verdad y con un compromiso serio y responsable para el bien común. ¿Qué opináis vosotros de la clase política de este país? ¿Y de la duplicidad de poderes entre el nacional y los regionales? ¿Creéis que hay demasiada administración?

¡Cuidáos!

No hay comentarios: