domingo, 21 de octubre de 2007

A vueltas con la Memoria Histórica.

¡Hola corazones!

El viernes pude leer en cierta medida el "20minutos" impreso en un descanso entre clase y clase. En realidad lo vi gracias a una amiga y compañera que me quiso mostrar una curiosa noticia que ahora no viene al caso, pero aproveché esos minutos libres de docencia para leer más y encontrar el dibujo que me ha dado pie a escribir esto.


Dicho diseño representaba y condensaba asombrosamente bien la polémica que hay acerca de la Memoria Histórica. Era en realidad una viñeta del genial dibujante Eneko que se encontraba dentro del propio periódico gratuito.
Con cierta prisa pero con mucha más inquietud y curiosidad he ido buscándola por Internet hasta encontrarla rápidamente en su propio blog del diario en el que colabora. Aprovecharé esta imagen, que en cuanto la vi la alabé, para comentar ciertas cosas y dar mi opinión acerca de esta "propuesta de ley".

Aunque no me he informado mucho, quiero dejar claras unos asuntos antes de empezar a dar mi indiscriminada opinión. Yo no viví en ese periodo de tiempo llamado "franquismo" ni tampoco su posterior y larga transición a la democracia. A pesar de ello, y como todo el mundo, tengo mi opinión que (también como todo el mundo) se basa en lo que he escuchado, visto, pensado y valorado a lo largo de mi vida. Dicho esto, comienzo mi reflexión acerca de este espinoso tema.


Lo poco que sabía de esta "propuesta de ley" es que su principal impulsor es el PSOE y su principal opositor es el PP. También creo que lo que se pretende con esto es, a grandes rasgos, reconocer ciertos derechos a los de un bando (el de los perdedores de aquella batalla) con algunas normas o mandatos que no gustan a los del bando contrario de entonces. Como veis, poco tengo claro, así que me he informado un poco en distintos medios, no sin antes pasarme por la (a veces adorada y a veces odiada) popular Wikipedia, en la que se dice que
"El proyecto de Ley por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura, más conocido como Ley de Memoria Histórica, es una propuesta de ley en España, aprobada por el Consejo de Ministros el día 28 de julio 2006", pero que está "pendiente aún su aprobación en el Congreso de los Diputados". "Incluye el reconocimiento de las víctimas de la Guerra Civil de ambos bandos, las victimas de la dictadura, la apertura de fosas comunes en las que aún yacen los restos de represaliados por los sublevados en la Guerra Civil, hasta entonces realizadas desde entidades privadas o comunidades autónomas a la espera de subvenciones estatales, o la retirada de los símbolos franquistas de las vías públicas".

- Así, "20minutos" dice que
la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha defendido una Ley de Memoria Histórica, la cual "reconoce a quienes han sufrido en silencio durante años" y que no pretende reconstruir la historia. "Esta es una ley heredera del mejor espíritu de la transición y del principio que nos condujo hacia una democracia estable y consolidada: la concordia", proclamó, asegurando que cumple "escupulosamente" con los mandatos parlamentarios sobre la materia.
Por su parte,
el portavoz de Justicia del PP, Manuel Atencia, pidió hoy al Gobierno que retire la ley por considerar que es un proyecto "extemporáneo" e "hipócrita" que "torpedea la línea de flotación del régimen político democrático: la Transición y el pacto constitucional". Recalcó la "contradicción" e "hipocresía" en la que se incurre al pretender la superación de viejas heridas "removiendo el barro" a través de un proyecto que "disfraza de iniciativa de concordia lo que no es más que un paso adelante en el proceso de ruptura del pacto de convivencia".
"Esta ley es una humillación a las víctimas", denunció Tardá (portavoz de ERC), quien a renglón seguido acusó al Gobierno de haber "sucumbido" a las presiones de las "altas esferas" de las Fuerzas Armadas y la judicatura. Por su parte, el portavoz de IU-ICV, Joan Herrera, quien también defendió una enmienda de totalidad con texto alternativo, criticó la "equidistancia" del proyecto de ley del Gobierno que equipara a "víctimas con verdugos".

- Por su parte, "El mundo" opina que, "
Cuando se cumplen 30 años de la muerte de Francisco Franco, queda patente que la Guerra Civil es historia, pero historia reciente al fin y al cabo. Además de en los libros, los testimonios de aquella tragedia siguen vivos en las vidas de los escasos supervivientes de la contienda y en muchos familiares directos que escucharon el espanto directamente de la boca de sus protagonistas, casi todos ya fallecidos". Dice también que "Precisamente por este motivo, ERC, IU-ICV y las asociaciones dedicadas a la recuperación de la memoria histórica consideran que urge "saldar la deuda" con las víctimas antes de que todas hayan muerto. Para otros, en cambio, es todavía demasiado pronto para abordar un asunto tan delicado sin que las heridas, que hace 30 años parecieron cerrarse con el espíritu de la Transición, vuelvan a sangrar. Los testigos vivos de la guerra son pocos ya, pero los del franquismo, muchos todavía".
Añade majestuosamente que "
Ahora el Gobierno tiene claro que la elaboración de la ley para la recuperación de la memoria histórica es un tema extremadamente delicado y complejo, que puede causarle nuevos problemas. Su intención es incluir a víctimas de los dos bandos de la Guerra Civil para evitar levantar ampollas en la derecha y no centrarse sólo en los republicanos que sufrieron la represión franquista, como exigen ERC e IU-ICV".

- Por último, he querido mirar lo que el nuevo "Público" (el que se oferta diciendo que es el periódico de mi generación) ha dicho al respecto. Añade que "
La ponencia parlamentaria encargada de estudiar las enmiendas a este proyecto legislativo ha sido convocada para el próximo miércoles, a las 16.30 horas, para tratar de cerrar los flecos pendientes", además de citar al portavoz del PSOE López Garrido diciendo "Hablamos mucho y eso es positivo", prueba de ello es que "el diálogo ha permitido que se puedan introducir aspectos novedosos en la ley como es el reconocimiento de que también hubo en la II República delitos cometidos por razones de persecución religiosa que nada tuvieron que ver con el franquismo o con la dictadura y que hubo jurados que se montaron en poblaciones y que ejecutaron penas de muerte".


Yo me quedo con lo que se explica en la Wikipedia acerca de este tema en España, porque
"No puede ser que todavía haya personas en España que cuando hablen de la Guerra Civil y de la represión lo hagan con miedo. A esa gente hay que decirle que aquello fue injusto, que les comprendemos y que les apoyamos. No puede seguir existiendo miedo". Me ha gustado también mucho lo que Santos Juliá dice y ahí han trascrito: "¿Y qué es memoria histórica en un país dividido a muerte por una guerra, en la que hermanos -de sangre, nada de metáforas- tomaron partido contra hermanos? Cuando un país se escinde, la memoria compartida sólo puede construirse sobre la decisión de echar al olvido el pasado: ése es el sentido de la amnistía general, como Indalecio Prieto y José María Gil-Robles lo comprendieron ya desde los primeros años de la posguerra". Pero sobre todo estoy de acuerdo con que "El movimiento político sencillamente no tiene interés en la historia, y así no se trata de su revisión sino de su politización o anulación", que dice Emilio Silva, quien pertenece a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

No me gustaría acabar esta entrada sin recordar
una parte de la noticia de "El país", que informa: "Según el último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) un 54,1% de los españoles está de acuerdo con que se adopte alguna iniciativa de reconocimiento a las víctimas de la Guerra Civil, mientras que un 24,8% se muestra contrario. El 53,3% entiende además que es el momento de reparar esa injusticia, pero el 43,3% considera que no tiene sentido realizar acciones de reparación de hechos que ya son historia".
Son muchas las reivindicaciones que están pendientes aún, como la revisión de los juicios sumarísimos, la identificación de miles de cadáveres enterrados en fosas comunes, la apertura de archivos, la eliminación de símbolos preconstitucionales o el reconocimiento moral y económico de las víctimas. Algunas de las modificaciones que se han hecho para que esta ley pueda ser finalmente aprobada están resumidas al final de este artículo de "El país". Gracias a la versión en la red del mismo diario cualquiera puede descargarse la tan popular Ley de la Memoria Histórica, que será retomada pronto para hablar de uno de los aspectos más curiosos y (en mi opinión) más triviales de esta ley: el cambio de nombre de ciertas localidades.


P.D.: Un tema difícil de tratar pero del que quería informarme por diferentes fuentes, porque mucho se habla pero poco se tiene en claro. ¿Qué opináis acerca de esa nueva y polémica ley? ¿La aprobarías, si de vosotros únicamente dependiera? Decidme el por qué: ¿Creéis que falta o que se pasa? ¿Añadirías o quitaríais algo? ¿El qué?

Hasta pronto corazones.

1 comentario:

Rafael del Barco Carreras dijo...

LEY DE LA MEMORIA HISTÓRICA



Rafael del Barco Carreras



Desde luego no la he leído. Música de palabras para, en el mejor de los casos, los sentimientos, y en lo peor, interesados postulados. Otro eslogan. Lo malo es que termine con más dinero para SINDICATOS Y PARTIDOS convertidos en herederos de quienes ni hicieron testamento, ni pudieron hacerlo. Para los millones de a pie otra sinfonía sin sentido. ¿Recordará a mi tío Alberto muerto en la guerra de África del 21 con mi abuela removiendo los miles de cadáveres esparcidos por el Rif, carne de cañón por no poseer las 2.000 pesetas que le hubieran librado del Servicio a la Patria, o devolverá a mi padre la parada de la Plaza de la Libertad de cuando en el 36 huyó porque pretendían fusilarlo en la Rabasada por burgués?. ¡Las tristes memorias de la Historia!. O ¿revisará una sentencia de ya 1980 con unos JUECES entre endiosados o corrompidos franquistas?. Porque el Franquismo duró muchos años después de muerto Franco, y aun, como demuestran tantas sentencias del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, o la propia ONU dictando HACE UNOS ESCASOS DOS AÑOS contra España por el incumplimiento de la Carta de Derechos Humanos en cuanto al firmado compromiso de la DOBLE INSTANCIA, pues el simple recurso de casación ante el SUPREMO, aunque últimamente se haya legislado y con amplia jurisprudencia, al no valorar las PRUEBAS, convertidas POR LOS CONSIDERANDOS DE LA SENTENCIA en irrecurribles e indiscutibles DOGMAS DE FE a tenor de la SOBERANÍA DE LA SALA JUZGADORA, no se puede considerar DOBLE INSTANCIA. Miles, todos los sumarios y sentencias del FRANQUISMO, y de después, son no solo torticeros, y en demasiados casos obtenidas las culpabilidades bajo tortura, sino injustos e inmorales, y TRAS FIRMAR LA CARTA DE DERECHOS HUMANOS DE LA ONU, de 1948, ILEGALES por incumplimiento de las garantías firmadas por el ESTADO JUZGADOR.

Para que nos entendamos, figúrense, UNA SALA compuesta por los jueces Luis Pascual Estevill, Penalva y Lavernia (jueces condenados por prevaricar, además amigos) que en contubernio con el Bufete Piqué Vidal (en los tres casos, real), donde además TRABAJA un sobrino o hijo del Fiscal X (cierto), sentencian (con testigos fabricados) que usted estaba donde no estaba o que era íntimo (o sabía la procedencia de un dinero), redactando una SENTENCIA donde lo dan por PROBADO, sin posible segunda INSTANCIA. Los interesados profesionales de la Justicia me contestarán que existen y existían mecanismos de revisión de sentencias, y yo les contesto que después de veinte años, cuando es evidente la inmundicia de jueces y abogados, todo prescrito, y ni lo intente REMOVER CASOS. ¡Lacerante la patada en el trasero a las hermanas PUIG ANTICH!. La Amigocracia, Endogamia, o sentimiento de grupo, profesión o clase, acabarán de amargarle la vida, si no ¡mucho peor!.

Y en cuanto a los muertos, que siempre se quedan solos, y son los únicos perdedores de todas las guerras y revoluciones, de los que repito nadie es heredero o propietario más que sus íntimos y familia, que se les entierre como manda el ordenamiento jurídico desde el Imperio Romano, que hasta en eso demostraron los Jueces Franquistas su perversidad ideológica impidiendo la exhumación de fosas comunes, la mayoría tras los muros de los cementerios.

¿Y que quiere la gente?, entre muchas cosas que no se les insulte con chorradas de políticos, y que esa MEMORIA HISTORICA, en lugar de repartir cargos y “jubilaciones” como en la TRANSICIÓN, solucione además de las injusticias del Franquismo las perpetuadas por sus ADICTOS muchos años después de muerto su ADORADO DICTADOR. Y concretando, solucionar a los miles de empresarios y obreros que arrastrados en la a menudo insuperable ECONOMÍA SUMERGIDA, y tanta quiebra, no pudieron alcanzar las doradas jubilaciones de los funcionarios públicos o privados, o esas “anticipadas” políticamente necesarias, manteniéndose con 0 € antes de los 65 años, o después con la dádiva de 330€ mensuales. Pensiones no contributivas, o SOVI, para quienes como esclavos durante años trabajaron a destajo, porque quien no tiene más que sus manos para proporcionarse el alimento trabaja y trabajó más que el que legalmente contribuye. ¡Que se lo pregunten ahora a tanto negro, con o sin papeles, que sustituyen a los desgraciados españoles en crónico “paro” pero trabajando!.

¿Podría esa Ley desposeer a tanto funcionario, o sus herederos, enriquecidos con Franco y de mucho antes…generales, inspectores del timbre, de tasas, de abastos, notario, presidente de audiencia, general o guardia civil…o comisario político?. Dejemos que la Historia se escriba sin LEYES, máxime ahora que INTERNET refleja la de TODOS y se puede promediar…entre sentimientos y datos contrastables, si es que los datos se pueden contrastar y los archivos no son más que un pozo sin fondo de MENTIRAS por interesadas tergiversaciones.

Ver www.lagrancorrupcion.com