miércoles, 22 de diciembre de 2010

¿Cómo debería ser el acceso a la cultura en Internet?

¡Hola!

Ahora que tanto se habla de la cultura, las descargas y la propiedad intelectual de nuevo, todo gracias a la polémica llamada "ley Sinde", me gustaría hacer una reflexión acerca precisamente del menester del que debería realmente ocuparse la señora Ministra, idearia de esta parte de la Ley de Economía Sostenible.


Ayer mismo se rechazó aprobar esta nueva ley tras el (imprevisto hasta hace unos días) des-apoyo de algunos socios de gobierno del PSOE que repentinamente cambiaron de idea, quizás tras el revuelo formado en la blogosfera española últimamente acerca de la "Disposición Final Segunda" también conocida popularmente como "ley Sinde", la cual preveía el cierre de webs que proviniesen enlaces a descargas de material de terceros o el uso de dicho material.
En el blog Perogrullo encontré esta entrada en la que se publica la canción "Copying is not theft" (copiar no es robar), creada por Nina Paley, dibujante a favor de la cultura libre y en contra del sistema actual de Copyright. A través de la organización QuestionCopyright lleva a cabo junto a muchos más activistas una lucha por el entendimiento de que la cultura debe ser accesible a todos de una manera libre.
Os dejo con la canción original antes mencionada:



Me gustaría también incluir un segundo vídeo de la misma organización en el que mediante diferentes esculturas ordenadas cronológicamente se expone cómo una sociedad avanza fijándose en lo ya hecho por sus antepasadosy mejorándolo o cambiándolo a su antojo. La cultura, como reflejo de la sociedad y de su avance, es un escaparate de dicho avance y progreso. El hombre, desde siempre, crea a partir de otra cosa, tiene ideas a raíz de algo ya existente.
Éste es el vídeo "All creative work is derivative" del que os hablaba:



Quisiera en esta entrada, y tras ilustrar algunas ideas, exponer mi reflexión acerca de esta ley y de cómo debería ser (en mi humilde opinión) la cultura y su distribución. Primero de todo, debo decir que separo completamente lo que es Internet y su acceso del contenido que puede haber en él. Veo claro que todo el mundo debería tener acceso a Internet y a lo que en él hay depositado, sea para beneficio personal, corporativo o comercial.
Otro tema aparte es su contenido, el cual puede estar regulado para que sea utilizado libremente, con una serie de condiciones o bien mediante pago previo. La mayoría de los contenidos que se pueden encontrar en Internet los utilizamos de una manera gratuita y es la costumbre y la tradición, unidos a la facilidad y falta de moral lo que hace que en este país este tema sea tan exagerado pero sin embargo tan bien visto.
Hay algo que me preocupa ya que todos estaríamos dentro del saco, y es "el uso de un material de terceros sin el consentimiento de éste" ya sea con beneficio económico a sin él. Porque ese es otro tema, el dinero (como siempre). Puede consumir conocimiento o cultura y por lo tanto obtener un beneficio no económico por ello, pero eso no es ilegal (hasta aquí el derecho fundamental y la libertad de acceso a la cultura se respeta); pero si me lucro económicamente estoy estafando, lo cual comprendo, entiendo, respeto y apoyo. En este sentido, el esfuerzo de esta ley me parece muy loable pero también inabarcable ya que "no se pueden poner paredes al campo". Apoyo pues el trasfondo, la idea, la esencia de la ley puesto que se debe de presupone la buena intención del gobierno (sea del signo que sea) en hacer progresar al país hacia un futuro mejor, pero eso no quita que el procedimiento sea el adecuado, bajo mi punto de vista.
No me termina de convencer el hecho de que el árbitro que decida cerrar o no una web sea una Comisión que (aun pretendiendo ser lo más neutral y objetiva posible), siempre dependerá de la decisión de un juez, lo cual me parece lógico. Pero teniendo en cuenta cómo funciona la burocracia en este país, me temo que será una mera transferencia y papeleo necesario pero poco estudiado que un efectivo análisis de cada situación concreta.
Si rizamos el rizo de esa frase clave del texto ("el uso de material de terceros sin su permiso y con beneficio económico") se me viene a la cabeza la mayor empresa del mundo: Google. El más popular, conocido y rentable de los buscadores utiliza y enlaza a imágenes, vídeos y webs de otros sin su permiso, ganando un dineral por ofrecer este servicio. Se me ocurre que eso mismo es lo que hacen las páginas de descarga a las que muchos recurren.


Para terminar quiero incluir la intervención que hizo la Ministra en marzo de 2010 en el "Foro Europeo de Industrias Culturales" en la que explicaba la intención del  Gobierno acerca de este tema, y también la réplica que Eduard Punset le hizo posteriormente con un ejemplo claro y simple:




P.D.: Sí a la regulación del sector y a su reconversión a un modelo más productivo, pero no al método que han elegido para llevarlo a cabo. ¿Qué opináis vosotros de la llamada "ley sinde"? ¿Cómo creéis que debería ser el acceso a la cultura en Internet? ¿Veis solución alguna para todo este revuelo?

¡Cuidáos!

2 comentarios:

The Navigator dijo...

El problema de la ley "Sinde" tenía varios factores que jugaban en su contra:

1.- Meter una modificación asi en una disposicion adicional. En plan de tapadillo. Con lo que odiamos eso desde la técnica legislativa.

2.- Que fuera un órgano gubernamental el que propusiera la denuncia, que no cerrara. Lo lógico es que aquel que vea lesionado su derecho acuda a los medios de resolución que estime oportunos: proceso judicial, mediación, etc.

3.- La subcultura de lo gratis en España. Evidentemente no es de recibo que podamos bajarnos así de gratis cualquier formato posible, cuando detrás ha habido un coste y unos gastos que deberían ser, cuanto menos, considerados. No negaré que bebo de lo gratis pero intento no abusar. Tengo una gran colección de DVD´s en casa que por 5 euros tengo bastantes donde elegir y los periodicos casi te los regalan ahora mismo.

4.- El factor SGAE. La gestora de derechos ha abusado y se ha lustrado una muy mala fama. Ha excedido de sus funciones y ha sido castigada por tales acciones. Sin embargo, que la SGAE haya abusado no nos da tampoco derecho a nosotros a acceder gratis. Como digo siempre, si el dinero de Canon lo controlara el propio Ministerio de Cultura, otro gallo cantaría.

Vichy dijo...

Yo creo que uno de los problemas, por llamarlo de alguna manera, de que en España se vea tan bien la piratería radica en la relación salario-precios. En nuestro país el salario mínimo es más bajo que el de nuestros vecinos europeos del norte, por ejemplo, y en cambio, lo que cuesta un CD o una entrada al cine tiene precios parecidos, incluso a veces mayores aquí (en Madrid por menos de 8 euros no se suele poder ir al cine, o un CD sin extras ni nada te cuesta ya 15-20 euros). Apuesto a que si la situación fuera similar a la europea no habría tanta piratería, no nos dolería tanto pagar por ir al cine o comprar un disco.

Yo soy el primero que se compra un CD si el artista me gusta, o voy al cine si la película merece la pena, pero tal como están las cosas me cuesta soltar mi dinero por "ver qué tal es esta peli" o "qué cantante es este? voy a comprarle el CD para ver como suena". No, la verdad.

Con las series (a las que me considero adicto) no ocurre igual, pues no se suele pagar por verlas en la tele, hay canales abiertos. Si acaso pagas por un servicio de pago, pero de nuevo, poca gente puede permitírselo. Además, series nuevas estadounidenses ni siquiera han llegado a esos canales de pago. De todas formas... ¿Antena 3 no pone sus series en la web? Son propiedad suya, sí, pero ya está facilitándolas, y es que ocurre lo mismo con cadenas americanas como la FOX o TheCW, que facilitan los capítulos de sus series a través de sus webs, ¿qué problema hay entonces porque alguien los coja y les ponga subtitulos? Porque esa es otra, aquí todas las series se emiten dobladas, y hay quien prefiere la V.O.

No me parece bien que nadie se lucre, porque eso ya es ilegal, pero esas páginas que la Sinde quiere cerrar no se lucran, ¿es delito la transmisión de cultura? A mí manera de ver, no.