sábado, 4 de diciembre de 2010

Yo de mayor quiero ser controlador.

¡Hola!

En esta entrada voy a comentar la noticia de la huelga ilegal que la gran mayoría de los controladores de aeropuertos españoles realizaron ayer por la tarde, después de que el Gobierno aprobara una nuevo Real Decreto-Ley que limitaba la actividad de éstos en algunos puntos.

Todo empezó por la tarde ya, pero yo no me enteré del asunto hasta ya después de cenar porque estaba ocupado con temas de clase. Abrí mi Twitter y de repente vi una gran mayoría de "tweets" con el hastag #controladores y un estilo entre burlesco, cómico y de enfado. Poco a poco me fui informando a tiempo real (te amo Twitter) de lo que estaba pasando gracias a lo que aparecía en mi "TimeLine", contado por personas anónimas y en una breve frase: los controladores aéreos habían decidido dejar sus puestos de trabajo, creando el caos en todos los vuelos que salían o llegaban a España.
El ministro de Interior Rubalcaba recordaba las consecuencias de estas actuaciones a estos "profesionales" y daba un ultimátum para recobrar la normalidad. De no ser así el ministerio de Defensa asumiría el control de la situación, hecho que se produjo a las 21:30h. A la mañana siguiente se declaró el "estado de alarma" (la primera vez desde que se instauró la democracia en nuestro país), que está recogido en la Constitución y que se deja para situaciones catastróficas.
Y es que el propio nombre que se le da a esta profesión proporciona aún más mofa al asunto: "controlador". Desde luego, bajo su mano está ahora mismo el control de medio país, no hay duda alguna. Es una pena que la responsabilidad social o ciudadana a la que suelo mentar cuando hablo de cuestiones laborales y sociales que incumben al conjunto de un país no se tenga en cuenta, como ocurre con la violencia de género, por poner un ejemplo. Y es que me parece increíble que hayan conseguido que ningún avión sobrevuele España por más de un día, tal y como se puede apreciar en esta imagen obtenida de www.flightradar24.com.
Conozco el caso concreto de dos amigas que están también de Erasmus (la una conmigo en Dinamarca y la otra en Suecia) que esperaban poder ver a sus respectivas familias estos días siendo que desde septiembre no se habían visto, y me da mucha pena porque ahora eso no podrá suceder. Esto sólo son casos puntuales, ya que hay muchísimos más afectados y de una manera mucho más fuerte y cruel. Pueden haberte fastidiado las vacaciones, retrasarte la llegada a tu país de origen o hacerte cancelar una importante reunión, pero el caso es que estamos todos en el mismo saco dada la dependencia absoluta del transporte aéreo para viajes de media y larga distancia.
Como breve reflexión volveré a mentar a la responsabilidad social que, sobre todo algunas profesiones (como, por ejemplo, los que tienen protagonismo en esta entrada), tienen con la sociedad. Me recuerda a cuando algunos farmacéuticos se negaban a dispensar condones o la píldora del día después; o cuando algunos médicos alegaban "causas morales" para no realizar un aborto. No tienen comparación ambos temas, pero en el fondo se trata de lo mismo: muchísima gente depende de lo que hagas o no hagas en tu puesto de trabajo.


P.D.: Recomiendo leer esta entrada escrita por una controladora donde comenta su punto de vista, el cual entiendo, respeto y apoyo; o el de este periodista atrapado en el aeropuerto, con una visión algo más amplia del asunto. Les deseo suerte en sus reivindicaciones, pero eso no significa que apruebe lo que han hecho. ¿Qué opináis de este grandísimo lío que se ha montado en unas horas? ¿Y de la reacción de los controladores, los pasajeros y el gobierno? ¿Qué haríais vosotros si os vieses "atrapados" en el aeropuerto sin poder viajar?

¡Cuidaos!

2 comentarios:

The Navigator dijo...

http://therivernavigator.wordpress.com/2010/12/04/la-huelga/

Toni dijo...

Copio aquí el comentario que Cristina Antón, controladora autora del artículo que referencias, no ha tenido a bien autorizar:
--------------------------

http://www.elmundo.es/mundodinero/2010/02/06/economia/1265417316.html

Jo que lástima me dais. Y eso sin tener en cuenta lo pesadísimo que debe ser tener el móvil encendido durante ese ¡¡¡ 50% !!! de tiempo de descanso incluido dentro de esas "muchisisimas" horas de trabajo "tan mal pagadas" para que los compañeros en control os avisen si hay lío ya vosotros a menudo "descansáis" mucho mejor ausentadoos de control para irse a realizar actividades muy variadas e interesantes.

O lo pesadísimo que debe ser intercambiar irregularmente con los compañeros días de descanso "antiestress" obligatorios, eliminandolos sin importar el riesgo del "estres" para el que esos dias estaban destinados, y así juntar una semana de vacaciones o diez días cada dos por tres.

Qué lastima!

Por cierto Cristina, tengo algún amigo controlador y tengo una cierta idea de lo que gana y de sus horarios y calendarios laborales. Ha estado de visita en mi casa en varias de sus "vacaciones", cuando no se iba a la otra parte del planeta a hacer un curso de buceo o vete a saber que y también he estado en su casa en sus periodos laborales y tengo reloj y sé contar las horas maja. También recuerdo que esta no es ni la primera ni la segunda ni la tercera vez a lo largo de los años que secuestrais al personal durante sus vacaciones, se ha convertido ya en algo recurrente. Aunque como vivimos en el país de la amnesia nadie se acuerda.

Y ahora por último, usando la lógica y el tono de tu artículo: defiende tus putas condiciones laborales como te de la real gana y enfréntate a tus putos patrones jodiéndolos todo lo que puedas dentro de la ley. Pero los demás ciudadanos no nos salpiques con tus putos problemas jodiéndonos las vacaciones a centenares de miles o millones cada año y sobre todo, siguiendo tu línea argumental, no nos llores con tus putas miserias de pacotilla ¿Porqué han de importarnos más que el irrespetuoso desprecio que tú muestras por los "daños colaterales" que tu lucha con tu empresario causa sobre quienes no tienen nada que ver en tus putos asuntos?