lunes, 18 de agosto de 2008

Una nueva experiencia de recuerdos que son uno.

¡Hola corazones!

Hace ya unas semanas que descubrí este genial blog que os aconsejo que que visitéis, pues a pesar de su poca experiencia sus textos son absolutamente geniales.

He cogido prestada una entrada titulada "Una nueva experiencia de recuerdos que son uno" porque conforme lo leía me iba encantando. Realmente el genial escritor me trasladó a su mundo y pude acompañarle de la mano al relatar con sinceridad y valentía este sentimiento.
Os invito a que lo leáis, porque creo firmemente que merece la pena:


Lo primero que causa es miedo… un color nunca visto y que por ser el que es, nunca se mostrará para aquellos que no pueden verlo… pero será sentido por todos. Lo segundo es intriga… una intriga por plantear si hay, o no, algo más que lo que está en los libros o archivos populares... Y lo tercero es un reflejo… un vago intento de corresponder a esa imagen sublime y sin igual…
El deseo de deseos toma la forma perfecta de las nubes, expandiéndose por la cúpula celeste… Invadiendo e impregnando de ese aroma angelical hasta el más íntimo rincón de un pericardio que se ha empezado a resquebrajar… Pronto, se mostrará la esencia pura del ser… un sueño vivirá eternamente y el corazón latirá con verdadero sentido…
Abrazando este cúmulo de circunstancias, movidas todas por una única y lúcida voluntad, cobrarán vida los deseos latentes del alma, y la expresión romperá fronteras de represión y absurda prohibición. El amor mostrará con orgullo su estandarte, revelando su verdad con todas las gamas y matices que podemos apreciar… Un baile bailado al unísono entre una igualdad indivisible.
Dos visiones que se encontrarán para admirar lo invisible.
Dos manos que se unirán y formarán un eslabón irrompible.
Un silencio capaz de transmitir lo que el sonido dejó por imposible…
Dejar que esa dulce melodía juegue con los sentimientos, despertando de una vez del letargo en el que nos sumimos cuando se nace y se es definido. Abrir los ojos y ver con los nuestros propios, deshacerse de esos párpados inculcados y ser de una vez por lo que ser, somos.



P.D.: Fabuloso este escrito, evocando la liberación de la persona para ser natural, para ser ella misma como quiera ser. ¿Qué os ha parecido? ¿Conocíais al autor? ¿Qué sentimientos os ha evocado?

Hasta pronto corazones.

No hay comentarios: