martes, 12 de agosto de 2008

Mi tercera visita a la Expo Zaragoza '08.

¡Hola corazones!

En mi tercera y última visita he podido completar he acudido al recinto de Ranillas sin ánimos, después de un fin de semana en Huesca. Aun así, he disfrutado de los pabellones en los que he estado.

He conseguido ver los pabellones de los países que me quedaban por ver, incluido el de España, para el cual hemos tenido que esperar más de una hora en la fila y así obtener un pase rápido a las 12:20h, pero creo que merece la pena. Había oído opiniones enfrentadas de si el Pabellón de España valía la pena, y la verdad es que sí. Me ha parecido muy bien la organización y distribución de las distintas exposiciones internas del edificio y la temática que tocan.
Tras eso, ha empezado el calvario de las filas. Y es que hoy era mi tercer y último día en la Expo y tenía que ir a todos los pabellones que me faltaban, que eran justamente los más concurridos.
He podido visitar por tanto el de Japón, del cual yo destacaría, además del pabellón, que está muy bien, la animación de fuera antes de entrar; pues te enseñaban a decir en japonés "hola", "gracias" y "adiós". Creo que es el país que mejor ha diseñado su presencia en esta Expo, pues además de mostrar su país y hacer algo de turismo también han hablado del tema del agua y el desarrollo sostenible trasladándonos al Tokio de hace 200 años.
También he visto el de Francia, que tampoco creo que mereciese tanto la cola que tenía; el de Alemania, quizás demasiado currado con ese paseo en barca; y el de Rusia, con un vídeo explicativo algo místico en ocasiones, pero al menos adaptado a la temática de la Expo, no como otros...
Curioso me ha parecido, que ya me fijé en mis anteriores visitas, pero en ésta he puesto mayor detalle, el diseño de la cubierta que daba sombra a la Avenida 2.008, pues usaba las conjugaciones de las tres personas del singular de algunos verbos ligeramente cambiados para hacer referencia a partes relacionadas con el agua y el desarrollo sostenible, tales como torrentes, suelo, lluvias...
Luego también he vuelto a los pabellones de algunas comunidades autónomas que me quedaban por ver, como el de la Comunidad de Madrid o Extremadura, ambos adaptados al tema de la Expo y uniéndolo con el turismo interno de la región, lo queme parece perfecto y lógico.
También vi, ya con menos agobios, el gran edificio que albergaba a los países de América Latina, bastante bien montado, en mi opinión. Luego subí ya a la parte de arriba para ver los países que me quedaban, como Argelia o las Islas del Pacífico, ambos muy bien pensados y curiosos de ver, pues han sabido mostrar su país y a la vez adaptarse a la Expo.
Había algunos países que usaban su pabellón para promocionar turísticamente el país, lo cual no me parece del todo acertado. Me parece bien hacer un poco de turismo y aprovechar la oportunidad de que varios millones de personas puedan conocer tu país, pero creo que es deber propio de cada gobierno el hacer eso compatible con la temática de cada Exposición Internacional, puesto que se elige un tema base para crear a partir de ahí el resto.

Me voy pues de la Muestra Internacional con buen sabor de boca, pero con la pena de no haber podido ver ni el majestuoso y envidiado por mí Palacio de Congresos ni el tan odiado y aún poco criticado por mí Pabellón-Puente. La verdad es que quería recorrerlo por dentro para sacarle mas faltas aún de las que ya le veo desde fuera, pero parece ser que me quedaré con las ganas.


P.D.: Espero que vengáis a la Expo, porque creo que en su mayoría merece la pena y además el tema vuelvo a repetir que es acertadísimo. ¿Cuál es vuestra opinión general? ¿Qué edificio es vuestro preferido? ¿Hay alguna cosa que no os hay gustado?

Hasta pronto corazones.

No hay comentarios: