viernes, 27 de junio de 2008

Renovarse o morir.

¡Hola corazones!

Si ayer hice alarde del cambio y de que hay que adaptarse a él, hoy recopilo una entrada que vi muy interesante cuando buscaba imágenes acerca de esto para la entrada de ayer. Renovarse o morir es el lema a seguir por las empresas también, si quieren mantener a su clientela y captar a otra nueva.

Para ello me he basado en la entrada del blog de Mr Onüff, en el que se hace un repaso fotográfico de los cambios que han ido sufriendo desde sus inicios los logotipos de muchas empresas, hoy bastante conocidas. Cuesta creer el tremendo y sorprendente cambio de imagen que han experimentado algunas de ellas. Se comprueba así que todos tenemos la obligación de adaptarnos a la realidad que nos toca.
El llamado Business Time Model, mediante el cual podemos averiguar si una empresa está a la última o se encuentra algo desfasada con respecto a la competencia, ya sea nacional o internacional. Mediante una serie de parámetros de marketing y finanzas podemos llegar a definir con exactitud en qué momento se encuentra nuestra empresa. Sin embargo, uno de los primeros síntomas de que una empresa no esté actualizada es su imagen. Al igual que nosotros cambiamos de ropa, colores, estilo de peinado e incluso hábitos, una empresa debe revisar su logotipo, identidad visual e incluso su identidad corporativa. Sin lugar a dudas la imagen que proyectamos es más importante de lo que creemos y a medida que vayamos caminando como empresa debemos revisar estos parámetros para que exista una rigurosa relación entre lo que hacemos y lo que contamos. La identidad de una empresa debe ser coherente con los tiempos que corren y con la actividad empresarial que desarrolla, aunque en ocasiones el origen del nombre de algunas compañías no aporte, o quizás sí, esa "innovación" que hoy en día tienen.

Os aconsejo que entréis en la entrada antes nombrada y enlazada para saber curiosidades del origen de algunas empresas. Sirve de mucho para conocer de muy buena mano el origen de un icono o logotipo, pues muchas veces va directamente relacionado éste con el nombre elegido y con el producto a vender.




















P.D.: Una interesante y curiosa retrospectiva al origen de muchas grandes empresas desde el tema puramente iconográfico pero que igualmente refleja el desarrollo de la misma. ¿Qué os ha parecido esta entrada? ¿Reconoceríais todos los logotipos si sólo se mostrase el primero? ¿Cuántos acertaríais?


Hasta pronto corazones.

1 comentario:

pablore dijo...

LA VERDAD ES QUE ALGUNOS LOGOS SON UN VERDADERO DESCUBRIMIENTO PARA MI. POR EJEMPLO EL DE NOKIA!!!!!!!!
EL UNICO RECONOCIBLE ES EL DE VOLKSWAGEN.
MUY BONITO EL BLOG, CREATIVO Y COMPROMETIDO.
SALUDOS DESDE ARGENTINA.