sábado, 28 de junio de 2008

España crece... con los inmigrantes.

¡Hola corazones!

Estos días el cambio se está notando en este blog, pero si os dais cuenta está presente siempre, sólo que ahora se hace más obvio al nombrarlo. Relación tiene con el "renovarse o morir" el resurgir de la selección española como equipo puntero, tema que mañana trataré. Y relacionado también con esta entrada.

He creído acertado poner ese título a la entrada para reflejar a primera vista lo que realmente pienso. Y todo esto a raíz de una noticia que decía que el número de habitantes de España había crecido desde el anterior censo: ya somos 46 millones de personas residiendo legalmente en nuestro país.
"La población empadronada actualmente en nuestro país alcanza ya los 46,06 millones de habitantes, lo que supone un aumento de 862.774 habitantes respecto a 2.007" según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). La población extranjera empadronada suma ya 5,22 millones, siendo la proporción de extranjeros sobre el total de la población residente en España un 1,9% más, es decir, un 11,3% del total de habitantes. Durante el año pasado el número de españoles empadronados registró un aumento neto de 161.751 personas (un 0,4%), mientras que el de los extranjeros fue de 701.023 (un 15,5%).
Sobre todo, este aumento se debe a ciudadanos venidos de países ya pertenecientes a la Unión Europea: hay 728.967 rumanos, 351.919 ingleses y 180.650 alemanes más que el año pasado. De los extranjeros no comunitarios, los marroquíes son los más numerosos, siendo 644.688, junto a los ecuatorianos, que son 420.110, y los colombianos, 280.705 ya. Se observa pues un aumento de los ciudadanos comunitarios, especialmente rumanos y en menor medida búlgaros, portugueses y polacos.
Resulta curioso observar también que de los más de 46 millones de habitantes empadronados, el 49,5% del total son varones y el 50,5% son mujeres. Entre los españoles, el 49% son hombres y el 51% son mujeres; y entre los extranjeros el 53,2% son varones y el 46,8% son mujeres. Por edades, el 15,3% de la población tiene menos de 16 años, el 43,8% tiene entre 16 y 44 años y el 40,8% tiene 45 años o más, advirtiendo así que la sociedad española es una de más más envejecidas.


P.D.: Una vez más se demuestra que si no es por los extranjeros España no crecería en términos demográficos. Asimismo, tampoco lo haría en riqueza y diversidad socio-cultural ni en lo que respecta a la economía y al trabajo. ¿Qué os parece este incremento? ¿Os resulta algún dato curioso? ¿Por qué razón?

Hasta pronto corazones.

No hay comentarios: