miércoles, 5 de enero de 2011

El origen del Roscón de Reyes.

¡Hola!

En esta entrada, la del día previo al Día de Reyes, voy a publicar algunas curiosidades que he encontrado en torno al popular postre por unos días que se sirve entre hoy y mañana desde hace ya muchos años.


Esta masa dulce con forma de toroide (vamos, con forma de rueda, para quien esté aún estudiando la E.S.O.) que se adorna por encima con fruta caramelizada y que puede llevar dentro nata, crema o cualquier cosa ya hoy en día en realidad se tomó de la repostería francesa, donde es llamado "Galette des Rois". Con el descubrimiento y colonización de América (y dada la influencia de España allí) se extendió también a países latinoamericanos y también incluso a Portugal.
El origen del roscón no tiene nada que ver con la llegada de los Reyes Magos a Belén para adorar al niño, aunque en la actualidad se relaciona de forma directa con una representación complementaria y comestible de la corona de adviento. Al parecer está relacionado con las saturnales romanas, unas fiestas dedicadas al dios Saturno con el objeto de que el pueblo romano en general pudiera celebrar los días más largos que empezaban a venir tras el solsticio de invierno. Para estos festejos se elaboraban unas tortas redondas hechas con higos, dátiles y miel, que se repartían por igual entre los plebeyos y esclavos. Ya en el siglo III, en el interior del dulce se introducía una haba seca, y el afortunado al que le tocaba era nombrado "rey de reyes" durante un corto periodo de tiempo establecido de antemano. Se ve así, por tanto, que ya los romanos tenían juegos en torno al haba en la península ibérica, pues quien encontraba el haba tenía que pagar el convite a los demás, algo que hoy en día se mantiene.
El pastel que se hace en nuestros países tiene forma de rosca, más o menos imitando una corona real, cubierto de frutas escarchadas que semejan las joyas de la corona y que tiene escondida en su interior una pequeña sorpresa, a veces de gran lujo y valor. La tradición dice que quien la encontraba tenía que pagar el roscón. Puede que por influjo francés haya cambiado el sentido y ahora se lo hace rey de la fiesta o, en otros casos, se dice que el que encuentra la sorpresa tendrá suerte el año siguiente.
Dos antecedentes que prueban tan ancestral tradición vienen recogidos en la obra "El Carnaval" de Julio Caro Baroja. En él se hace referencia al "Rey de la Faba" ya en el año 1.361 en el reino de Navarra, cargo que recibe el niño que encontraba el haba del roscón. El segundo ejemplo proviene del Cancionero del poeta andalusí Ben Quzman, donde se describe una torta que se servía en año nuevo y que contenía una moneda.



P.D.: Por mi parte, me comeré únicamente la nata de su interior, que es lo único que me gusta. ¿Conocíais el origen de esta tradición? ¿Coméis Roscón de Reyes durante estos días? ¿Qué le sucede en vuestro caso a quien encuentra la sorpresa?

¡Cuidaos!

2 comentarios:

8apertasdebalde dijo...

jajaja en mi familia estamos con las bromas de a ver quien le toca cada cosa...pero nunca acaba sucediendo nada...
me pasaba por aquí y me tentó comentarte que me gustan tus canciones de primavera :)
un saludo!

deadragon dijo...

Hola yo vivo en México y aquí la sorpresa es sacar al niño jajaja una figurita que si te toca tienes que poner los tamales de 2 de febrero día de la candelaria jajaja a mi me salieron cuatro muñequitos aah pero creo que acá se llama rosca de reyes y es un pan que adornan con acitrón un abrazote fuerte