miércoles, 15 de abril de 2009

¡2 años de blog!

¡Hola corazones!

Parecía ayer cuando en esos días de Semana Santa de 2.007 me quitaron el espacio que antecedió a lo que ahora es "El blog del primo de Cupido", el sitio web donde expresarme y donde volcar mi personalidad hecha redacción.

Sí, este blog cumple 2 años y lo hace de una manera sorprendente porque cuando se empieza esta aventura no se sabe unca hasta dónde se puede llegar porque ni tan siquiera te marcas una meta, un final; sino que vas escribiendo día a día, poco a poco, porque así lo sientes y quieres. Si hace un año agradecía el camino realizado, ahora lo hago con más razón: más de 18.000 visitas llevo ya en mi haber; bastantes comentarios que últimamente llegan a mis estradas, los cuales agradezco uno a uno desde aquí; el 50% de mis visitantes son de América Latina, aunque mayoritariamente mis visitantes son españoles; he hecho más amigos blogueros a los que ahora sigo con más o menos asiduidad... etc.
Espero y confío en que esto sea un "suma y sigue" y continúe dándome buenos momentos a pesar del tiempo que pierdo en publicar nuevas entradas, interesantes para mí mismo pero también para vosotros. Me reafirmo en lo que escribo más que nunca y seguiré diferenciándome en lo mismo, porque creo que hasta ahora van bien las cosas así y no merece cambiarse algo que no va mal. El cambio de diseño del blog (que ya algo tengo pensado) espero poder realizarlo en verano, cuando esté menos atareado. De momento me conformo con seguir ofreciendoos y ofreciéndome a la vez textos interesantes; aunque ya sabéis que de aquí a poco más de un mes deberé dejaros por mis obligaciones académicas.


He querido hacer de este segundo aniversario algo más que un simple recordatorio de lo escrito durante todo este tiempo, y algo más que una reafirmación de mis principios y de las bases y razones de este blog. Es por eso que quiero añadir un poema del autor griego
Constantin Kavafis titulado "Viaje a Ítaca" y que se ha hizo muy popular sobre todo tras su muerte, a mediados del sieglo pasado.
Espero que os guste tanto como a mí:

Cuando emprendas tu viaje a Ítaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes,
o al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.
Pide que el camino sea largo.
Que sean muchas las mañanas de verano
en que llegues - ¡con qué placer y alegría ! -
a puertos antes nunca vistos.
Deténte en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes voluptuosos,
cuantos más abundantes perfumes voluptuosos puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.
Ten siempre a Ítaca en tu pensamiento.
Tu llegada allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino.
Sin aguardar a que Ítaca te enriquezca.
Ítaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.
Aunque la halles pobre, Ítaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Ítacas.


Os dejo el poema recitado de fondo en este vídeo para que podáis leerlo mientras lo escucháis:




P.D.: Os dejo también la versión catalana del mismo poema "Viatge a Ítaca", de Lluís Lach Verges. ¿Os ha gustado? ¿Lo conocíais? ¿Qué sentimientos os ha transmitido?

Hasta pronto corazones.

No hay comentarios: