domingo, 20 de diciembre de 2009

Originales códigos de barras.

¡Hola corazones!

Hoy os voy a hablar de los códigos de barras, un invento de 1.952 pero que hasta los años 80 no tuvo su éxito comercial, cuando empezó a usarse masivamente para la identificación de productos logísticos.

No os voy a explicar mucho más de él, simplemente me centraré en hablar de los diferentes diseños de código de barras que existen. Creeréis que esto es imposible porque un código de barras tiene una estructura inamovible, pero lo cierto es que existen algunos modelos realmente originales y bien vistosos que en muchas ocasionaes ayudan a hacer más atractivo el producto e incluso a pasar desapercibidos.
Esta "moda" viene de Japón, donde ya se viene haciendo desde hace algunos años. Y la verdad es que es bien llamativo porque normalmente el código de barras es algo constante en tamaño y forma, que está en todos los lados por obligación y siempre igual. Pues no, parece ser que como los lectores de las cajas registradoras leen únicamente el grosor de las líneas y la separación entre ellas es perfectamente viable esta original manera de presentarlos.
Os dejo a continuación unos cuantos de ejemplo:

(click para ampliar)



P.D.: Agradezco la información a "A 1 Tinta" y a "Creativos Sin Ideas" y también las imágenes tan curiosas que aquí he puesto. ¿Qué os parecen estos diseños? ¿Cuál es el que os ha gustado más? ¿Conocíais el origen de los codigos de barras?

Hasta pronto corazones.

1 comentario:

alvarodrv dijo...

La creatividad no tiene límites, eso está claro. Es increíble lo que se puede conseguir con una serie de líneas paralelas, me encante el de las nubes con las líneas del código haciendo de lluvia!
En cuanto al artículo de Pérez-Reverte, yo, como estudiante universitario, sé que lo que dice la mujer es cierto, y me encanta que así sea, ese lado bueno de la vida universitaria, que no todo es fiesta -aunque también xD-, pero también está el malo, el de hacer una carrera por hacerla, o estudiar algo práctico para tener trabajo y punto, sin interés más allá. De todas formas, siempre hay que quedarse con lo bueno, faltaba más jeje
Por último tengo que decirte que me has sacado los colores con tu comentario xD estaría encantado de que aprendieras de mí, si tuviera algo que enseñarte, pero soy un humilde estudiante, que tiene que aprender de los demás, en lugar de enseñar. En cuanto a la distancia, la pone la gente, no los kilómetros.
No te quejarás con este pedazo de comentario :D
Felices fiestas!