jueves, 5 de marzo de 2009

La imagen de los jueves XCVIII.

¡Hola corazones!

Para "La imagen de los jueves" de hoy voy a expresar lo que hizo empezar esta semana con sinceridad hacia mí mismo y hacia una de las personas más importantes para mí actualmente. Aunque esta reflexión ya se dio la semana anterior también cuando le conté a un apreciado amigo mi particular sentido del amor, en esta ocasión me refiero a que me atreví a expresar mis sentimientos, con vergüenza y miedo, pero con ganas de hacerlo.

Fue algo raro, quizás por ser la primera vez, quizás por el lugar y el momento, o quizás por la persona, pero así fue. Dicen que la primera vez de cualquier cosa importante que haces nunca se olvida, y desde luego comparto esta opinión
. Nunca lo habría imaginado así, pero creo sinceramente (y el tiempo y el reposo de esta idea me dará la razón) que hice bien. Además, conseguí llegar a una meta mucho mejor de la que a priori se puede llegar a pensar y que a mí me importa más. Conseguimos ser sinceros por fin el uno con el otro, aclarar nuestra situación y, con ello, querernos y respetarnos más. Estoy orgulloso de haber dado este paso que veo hoy ya haberlo hecho sobre firme y seguro, y confío en que a partir de ahora nuestra amistad mejorará y crecerá puesto que ahora hay...

absoluta y plena sinceridad



P.D.: Con él y con la persona al principio nombrada he añadido 2 más a mi lista de "personas en quien confiar". ¿Tenéis personas con las que sintáis tal sentimiento? ¿Y tanta sinceridad o confianza? ¿Superan los dedos de la mano?

Hasta pronto corazones.

1 comentario:

Pueblerino Cool dijo...

Hola, nunca pensé que hablaría cara a cara con el primo del rey del amor jajaja.

Yo sí tengo personas en las que confiar, pero, sinceramente, no superan los dedos de una mano. Ni siquiera completan una.

Es bonito sincerarse con alguien, pero creo que eso siempre debe estar meditado porque a veces pecamos de confiados y nos la juegan.

¡Un besote!