sábado, 27 de septiembre de 2008

El que se aburre es porque quiere.

¡Hola corazones!

Vuelvo a poner una entrada sin sentido pero esta vez más divertida. Y todo gracias al aburrimiento que invade mi cuerpo y que es la nota general en estos momentos.

Resulta que he encontrado en mi siempre adorada Frikipedia muchas y muy diversas formas de no aburrirse, por lo que he espiado algunas de ellas. De momento, me ha servido para pasar el rato, escribir esta entrada y reírme mucho, pero no las he llevado a la práctica todavía.
Os las dejo a a continuación:


  • Crear un partido independiente para las futuras elecciones municipales, hacerte fotos en pelotas y repartirlas a niños y mayores para su goce y disfrute personal.
  • Disparar imaginariamente a todo el que se te ponga por delante haciendo su sonido característico.
  • A ver cuánto tiempo puedes aguantar la respiración.
  • Intentar no pensar en pingüinos. (Potencial de la diversión: 1-5 minutos). Esto es especialmente duro, porque intentando demasiado, recuerdas en lo que intentabas evitar de pensar. Si intentas demasiado poco, terminas pensando en pingüinos de todos modos.
  • Fingir ser un robot. (Potencial de la diversión: 1-3 minutos)
  • Cantar la canción del equipo A.
  • Ver la TV y repetir todo lo dicho en acento italiano(Potencial de la diversión: 5-10 minutos).
  • Bajar el sonido de la televisión y poner música, comprobarás que los de la tele conocen la letra y harán la mímica. Esto se comprueba si la canción es en inglés y los locutores españoles.
  • Ponerte un bulto de ropa debajo de la camisa y hacer que estas embarazado (sólo hombres).
  • Insultar a todo ser que se te ponga delante y cuando quiera pegarte decir que es una broma de cámara oculta y señalar la inexistente cámara.
  • Juega a que todos los humanos mueren salvo las personas que se encuentren en la misma habitacion que tú.
  • Baja del bordillo con los ojos cerrados, imagina que es un acantilado
  • Mirar fijamente a la nuca de alguien hasta que se den la vuelta
  • Visitar la Frikipedia.


P.D.: El que se aburre es porque quiere, y he de reconocer que en alguna ocasión he probado un par de consejos aquí descritos. ¿Qué os han parecido? ¿Habéis hecho alguna de las aquí propuestas en momentos de aburrimiento extremo? ¿Veis alguna realmente práctica?

Hasta pronto corazones.

No hay comentarios: