miércoles, 15 de septiembre de 2010

Mi sonrisa especial.

¡Hola!

Esta entrada quiero y va a ser muy especial porque va dedicada a una persona que también lo es para mí. Normalmente no hago escritos tan personales en este blog, pero hoy la ocasión lo merece con creces.

Lo que empezó tímida y humildemente con una conversación como otra cualquiera ha ido creciendo poco a poco, creyendo el uno en el otro y confiando (más tú que yo, lo reconozco). Así es como se consiguen unos cimientos tan fuertes como los que ahora han dado pie a este paso. Es por eso que estoy tan convencido de que todo irá bien, pase lo que pase.
Tengo muchas cosas que aprender, pero me gustaría no experimentarlas solo. No ahora. Has sido tú y todo lo que te rodea lo que ha hecho que cada vez fuera más fácil llegar hasta donde hoy estamos. Y créeme que esa sensación de haberte precipitado no es la que debes sentir ahora, sino algo más alegre. Disfruta de estos momentos y consérvalos con las demás fotos e imágenes en tu cajita, porque espero, confío y deseo que merezcan un hueco ahí.
Tu constante preocupación por los demás, tus ganas de hacer cosas siempre, tu pelo, tu cercanía, tu letra, tus "kangreburguer", tu naturalidad... pero sobre todo tu "sonrisa especial", esa que siempre me ha sorprendido y que por fin ahora me sirve de excusa para sentirme más unido a ti. No cambies nunca, por favor, te necesito así, aquí y ahora.


P.D.: Ahora ya no sólo "me gsutas", es algo más importante; ya formas parte de mí. Una vez más, gracias, de verdad. ¿Llamarías a esto precipitarse? ¿Crees que te servirán mis alas para no caerte? ¿Aun tras este intento cutre sigues pensando lo mismo?

¡Cuidaos!

1 comentario:

..Carles.. dijo...

que bonito... la sonrisa de X es lo que más recuerdo... :(
un besazo, y me encanta que estés tan feliz!!