miércoles, 31 de diciembre de 2008

Mis buenos propósitos para el año 2.009.

¡Hola corazones!

Tal y como ya hice hace un año aproximadamente, de nuevo haré un balance de este año y contaré mis buenos propósitos para el año que llega. Se prevé una entrada larga pero sincera, aviso.


Me gustaría resumir este año a continuación y denominarlo con una sola palabra, la de "cambio":
- Más gente nueva que entra en mi vida y más que se va de ella, pero que siempre dejará un recuerdo grato y duradero en mi corazón. Una pena por la que se va y a la vez una alegría por la que viene. Seguro que consigo afianzar la amistad de muchas de ellas en ambos grupos.
- Más estudios y menos disfrute a causa de éste, aunque tampoco haya hecho un sufrimiento mayor por ello. He notado la evolución y la dificultad de la carrera que estudio, además de otras circunstancias personales que me impidieron concentrarme lo suficiente en las fechas clave.
- Nuevas experiencias en cuanto al amor que nunca me planteé de esta forma, quizás porque las situaciones realistas nunca se enseñan en la vida hasta que toca vivirlas a uno mismo.
- Mayor sinceridad con respecto a mí y con respecto a los demás. He dado el paso de mostrarme un poco más como soy y hablar con un poquito menos de miedo con algunas personas que se lo merecían ya.


De mis "buenos propósitos del año pasado" he cumplido los de no actualizar tanto el blog (y más por obligación, no por voluntad) y el de conocer a cierta gente que se merecía ya ese contacto físico. Me alegro muchísimo de ambas promesas cumplidas, sobre todo de la segunda, gracias a la cual he descubierto gente estupenda que aprecio muchísimo y que confío en seguir manteniendo. Espero seguir cumpliendo esta promesa de conocer a gente que se lo merece en el año que viene.

A continuación voy a poner por tanto mis buenos propósitos para este año
. Lo haré siguiendo la canción "Doce deseos y un año más" de Rosa, resumiéndolos en 12 obligaciones o caprichos. Me gustaría más que nunca que en los comentarios dejarais los vuestros:

01.-
Fomentar mi relación con la familia, incluyendo aquí abuelos, padres, hermano, tíos y primos. Será difícil porque nunca he sido muy bueno a la hora de expresar mis sentimientos, pero procuraré que se note como sea.
02.-
Otorgar mayor confianza y sinceridad a mis viejas amistades, a las de siempre. Espero poder mostrarme tal y como soy en todo momento y que mis amigos de toda la vida me apoyen ante esta decisión mía pero que les atañe.
03.-
Implicarme más en lo mío, en mis estudios, pero sin dejar de lado la lucha o ayuda colectiva, que no quiero dejar de lado ni disminuir, a pesar del tiempo que me quita.
04.-
Volver a retomar mi lado artístico, que últimamente está renaciendo de nuevo pero que me gustaría recuperar muchísimo más y en diversos temas, como son la pintura o la escritura, pero manteniendo la composición de música.
05.-
Pensar más con la cabeza y menos con el corazón, que siempre sale ganando la batalla. Y es que un golpe recibido después de ilusionarte siempre duele más.
06.-
Coger una constancia y un hábito de ejercicio semanal, razonable pero exigente conmigo mismo. Esto y una alimentación adecuada sentarán de una vez por todas ya las bases de lo que quiero tener: una vida sana.
07.-
Tratar de otorgarme más minutos sólo para mí. Antes pasaba más tiempo solo, pensando las cosas, analizando los cambios que cada semana había en la situación y las personas que me rodeaban. Me gustaría recuperar esa faceta reflexiva.
08.-
Dar el paso definitivo sobre mi futuro inmediato decidiéndome entre irme de Erasmus o mantenerme en mi queridísima universidad como investigador. Ambas son ofertas igualmente apetecibles y razonables, pero aún dudo mucho cuál debe prevalecer.
09.-
Agradecer mucho más lo que no se me debe y expresarlo abierta y explícitamente, porque al fin y al cabo es moralmente obligatorio para mí.
10.-
Estudiar de una manera más ordenada, clara y temprana, como hacía antes. Volver a mis principios estudiantiles en los que tenía más éxito que fallo seguramente me otorgaría otros premios no contemplados hoy en día aún pero bien merecidos al fin y al cabo.
11.-
Puede que sea el año en el deje de ver a muchísima más gente de la que desde hace dos años llevo perdiendo, por lo que querría mantener como sea las relaciones que crea que merecen la pena asegurar y recordar.
12.-
Implicarme más en la vida de los demás, acercándome y ayudando en lo posible con mi voluntad, trabajo y razonamiento a mejorar un poco su situación. Algunas vías concretas podrían ser el hacerme voluntario de alguna organización o asociación.

Si tuviese que ponerle un apelativo al 2.009 me gustaría que fuese "atrevimiento". Si el 2.008 fue el año del cambio en muchos sentidos, querría ahora que los cambios que dependan de mí salgan adelante gracias a mi atrevimiento. Y para ello debo entrenarme desde ya para ser más fuerte y valiente. Me gustaría atreverme a decir y hacer más cosas, a vivir más mi vida y a concienciarme de ello... a ser más yo.



P.D.: Confío en que el próximo sea más emocionante y atrevido que éste, pues eso significará que yo también me animo a ser más yo mismo en más aspectos.
¿Cuáles son vuestros buenos propósitos para este año? ¿Coincide alguno de los vuestros con los arriba expuestos? Decidme,
¿qué le pedís al 2.009?

Hasta pronto corazones.

1 comentario:

zonacero.eu dijo...

Feliz 2009!!

Espero que comiences bien este nuevo año!

Saludos,
DaRRi

PD: He encontrado tú blog de los recomendados de El Diario de Ian