sábado, 7 de enero de 2012

Comenzando bien el 2012.

¡Hola!

Hoy vengo con una entrada un tanto diferente, quizás demasiado sentimental o personal, pero necesito desahogarme y en cierto modo este blog siempre me ha servido para eso, así que allá van estas frases sueltas que pasan por mi mente desde hace unos días.


Me pregunto si es el tiempo y con él la experiencia quien hace a alguien madurar. Siento que soy una persona que por mucho que pasen los años no cambia, no evoluciona, no progresa en algunos aspectos de la vida que creo sin embargo fundamentales para mi desarrollo como persona. En la mayoría de ellos estoy tremendamente contento y soy muy optimista, pero si se trata de algún otro no lo soy en absoluto.
No sé si mi signo zodiacal tendrá algo que ver, pero el caso es que siempre he tenido un enorme miedo por quedarme solo. Siempre que hago algo intento tener detrás a alguien que pueda ayudarme por si algo sale mal, por si no consigo llegar a donde me he propuesto. Es como si tuviera claro de antemano que nada puede salirme bien, lo cual es alimentado por experiencias pasadas y que desde luego no ayudan a que la actual salga bien. En el fondo esto no saca a relucir otra cosa que no sea la desconfianza en mí mismo que siempre he tenido en este aspecto concreto.
Me gustaría que este 2012 pueda reunir todas las fuerzas necesarias en el momento oportuno para atreverme de verdad a cambiar, a mejorar, a madurar. Ya hace tiempo que me cuestiono si el cambio lo estoy impidiendo yo mismo precisamente por ese miedo a la soledad, al rechazo. Por más que hablo con algunos buenos amigos no consigo nada salvo derrumbarme momentáneamente pero no aprender de verdad, no reunir la valentía suficiente.
Creo que merezco de una vez ser feliz plenamente, también en este aspecto, y creo que esto sólo lo conseguiré cuando de una vez por todas me arriesgue. Siento que me estoy dando cuenta de que no sólo es cierto eso de que "quien no arriesga no gana", sino que, además, el que no arriesga pierde seguro. Hasta ahora lo veía más bien como un seguro el no atreverme, como una medida para no hacerme daño a mí mismo, cuando en realidad sólo por el hecho de no hacer nada ya estoy perdiendo, estoy perdiendo la oportunidad de vivir esa experiencia, acabe siendo buena o mala finalmente. Daba por hecho que el resultado iba a ser malo y por ello mismo, para evitar un dolor mayor, no daba el paso.
Quiero arriesgarme, quiero ser más impulsivo, creer más en mí mismo, ser más valiente y natural, no tan reflexivo y darle mil vueltas a todo. Quiero, de verdad, poder entregar lo mejor de mí a alguien que sincera, pasional y voluntariamente me entregue lo mismo, sin prejuicios, sin mañana y sin miedos.


P.D.: Menos mal que, como remedio poco consolador, tengo ahora unas cuantas semanas en las que lo único que debe preocuparme son los exámenes que tengo. ¿Entendéis lo que he tratado de decir? ¿Os habéis sentido alguna vez así vosotros? ¿Qué debería hacer?

¡Cuidaos!

2 comentarios:

Erudito de Manicomio dijo...

Hola, me llamo Xavi y yo te recomendaría, primero de todo, que aproveches ese optimismo, que según dices, tienes en la mayoría de los aspectos de tu vida como base para mejorar aquellos que no te gustan. También aprovecharía (cuando termines exámenes xD) que intestes irte, que si no recuerdo mal eres de Zaragoza, pues márchate de esa ciudad (un par de días) y deja allí los problemas, ralladas... y una vez lejos lo miras con perspectiva. Yo cuando termino los exámenes finales de la universidad lo que hago es irme de Barcelona, irme a mi pueblo que esta perdido de la mano de Dios y aprovecho para despejarme y, sobre todo, para pensar sobre mí mismo, encontrarme y analizarme (que me pasa, que siento, como soy…), y después buscar solución a los problemas que dejo en Barcelona (nunca lleves los problemas donde vayas no es bueno xD). Soy partidario de dejar los problemas guardados en un lugar, alejarme, buscar una solución e intentar solucionarlos con lo que he reflexionado. Si no funciona y me estampo pues que no se diga que ni lo he intentado (tampoco que te digo que cada vez que tengas un problemas marches de vacaciones xD). Yo esto te lo recomiendo para los aspectos de mayor transcendencia de tu vida no para los problemas tontos que podemos tener en nuestro día a día.
No tengas miedo a la soledad, la soledad tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, solo hay que saber aprovecharla. Si mentalmente partes de la premisa que sin nadie no llegaras a tu meta pues obviamente no llegaras y si llegas, no te sentirás realizado y eso te hará, a mi parecer, ser más dependiente de los demás y nunca hay que depender de nadie: tu mismo te vales y te sobra.
Para terminar si quieres algo, estira el brazo y cógelo. Si, lo sé, hacer eso es muy difícil pero tampoco te digo que si quieres el mundo entero lo cojas porque no vas a poder y te harás daño, empieza con cosas pequeñas y muy cotidianas y progresivamente lo introduces en aspectos de más relevancia de tu vida.
Tras este tostón, no sé si me he explicado, en mi cabeza suena mejor pero el escribir y yo no somos muy amigos. Decirte que tu canal en youtube me parece genial, eres de los pocos “vloguers” que sigo y que sigas así y muchos ánimos. Espero haberme explicado sino dímelo xD!!
Un abrazo muy fuerte Xavi!!!

Yagoloro dijo...

Muchísimas gracias por tu ayuda, de verdad, trataré de cumplirla, y de hecho ya he planeado un viaje cuando acabe los exámenes, xD
Mucha suerte a ti en los tuyos y gracias también por tus palabras finales, :)