lunes, 23 de noviembre de 2009

Canción de noviembre.

¡Hola corazones!

Ya es hora de publicar la canción del mes de noviembre, ahora que ya tengo algo más de tiempo. He querido escoger una canción, de título "Caballo soy", de un grupo que descubrí hace unas semanas y que me está encantando su particular estilo y sus letras: Vinodelfin.


Este grupo, procedente de Barcelona, se formó en 2.006 después de varios años de carrera y proyectos.
Sus componentes (Marcos a la voz, Fluren a los teclados, Alberto a la guitarra, Mati al bajo y Pablo a la batería) se presentan como una banda de corte épico con su propia base musical y con letras que encuentran en la elegancia, el discurso y la melodía la calidad de sus canciones.
La musicalidad de inspiración anglosajona de Vinodelfin, similar a grupos como Coldplay o Keane, no impide que, quedándose con todo lo mejor de estas bandas, puedan destilar un sonido único, con un mensaje y estéticas muy reconocibles. Vinodelfin son el máximo exponente de la línea que separa la comercialidad de lo alternativo. Este punto tan dificil de conseguir los llevó a pasar de una discográfica independiente (Blind Records) a la multinacional Warner, consiguiendo así haber materializado un sueño: reeditar su disco: "Perfecto en la locura" en 2.008. Canciones como "Barcos", "Ser" (en colaboración con Shuarma) o "Perfecto en la locura" describen perfectamente el estilo de este particular grupo y su universo.
A principios de 2.009 editan "Seres únicos", un pulido y hermoso trabajo discográfico con el que Vinodelfin encajan todas las piezas en un perfecto mosaico musical. Un ejercicio de estilo que contiene verdaderas gemas de pop avantgarde como "Caballo soy" o "Reconocer”, donde encontramos bases rítmicas casi tribales, con la particularidad y genialidad de acompañarla por una melodía vocal aflamencada. Todo además, aderezado siempre con letras que podrían resultar perfectamente extractos de un poemario. En directo, curtidos ya en mil batallas, lidian por igual en salas acústicas que en grandes recintos, resultando siempre un concierto que aborda lo íntimo desde la épica más emocionante.
La constante en Vinodelfin es la búsqueda del equilibrio, de sus diversos orígenes, influencias y cualidades. O como se diría entre algunos autores de la Generación del 27, un equilibrio entre la concepción romántica del arte (arrebato e inspiración) y la concepción clásica (esfuerzo riguroso, disciplina, perfección), entre la pureza estética y la autenticidad humana, entre el arte para minorías y mayoría, entre lo universal y lo español.
Os dejo con la canción de noviembre y su letra, esperando que os guste:


Vinodelfin - Caballo soy"

Caballo soy, libre...
Pequeño, como visto desde el Sol,
cabalgo sobre ti
por un desierto cicatriz
de dunas y calor.
Mi lazo está en tu piel.
Me dejaré coger, hoy.
No dejo de correr, hoy.
Para quitar la sed
lo haré en el manatial
por donde mirar...

Caballo soy, libre...
Todo merece la pena
cuando te ríes así.
Y si la noche nos lleva, amor,
abrázate a lo que te doy.

Por ti seré... libre.
Palabras, ponte a orillas de la luz.
Iré donde estés tú,
donde te duela dejaré
caricias de animal.
Mi sueño va a estallar.
Tú dejate querer, hoy.
Tú dejate querer ya.
Para quitar la sed
lo haré en el manatial
por donde mirar.
..

Por ti seré... libre.
Todo merece la pena
cuando te ríes así.
Y si la noche nos lleva, amor,
abrázate a lo que te doy.
Todo merece la pena
cuando te ríes así.
Y si la noche nos lleva, amor,
abrázate a lo que te doy.


Todo merece la pena
cuando te ríes así.
Y si la noche nos lleva, amor,
abrázate a lo que te doy.
Todo merece la pena
cuando te ries así.
Y si la noche nos lleva, amor,
abrázate, abrázate a lo que te doy.
..



P.D.: Os dejo el videoclip a la derecha, como siempre. ¿Qué os ha parecido la letra? ¿Conocíais a este grupo? ¿Los habíais oído alguna vez?

Hasta pronto corazones.

No hay comentarios: