domingo, 30 de diciembre de 2018

Resumen de mi año 2018

¡Hola!

Un año más que ha pasado ya sin darme apenas cuenta, y ese sentimiento cada vez es mayor conforme más avanzo en la vida. Con la publicación de hoy quiero hacer mi tradicional resumen de todo lo que me ha acontecido en este 2018, porque es ya una tradición (y casi la única entrada que publico en este blog tan abandonado) y porque me permite hacer un análisis y prepararme para el año siguiente.

Si tuviera que escoger una palabra para definir este año, quizás elegiría el adjetivo independencia (que, por otra parte, es una palabra de moda en la política española, parece ser). Independencia en el sentido de que en 2018 mi situación de trabajador estable me ha dado una mayor autonomía económica y por lo tanto mayor seguridad a la hora de hacer otras cosas. Os invito a hacer este repaso, mes a mes.




ENERO: El año 2018 comenzaba con un reencuentro en Nantes de todos los que hasta hace unas semanas solamente compartíamos vida en esa hermosa ciudad. Aprovechamos el cumpleaños de una de las chicas para vernos ahora que todo el mundo estaba cada uno con su vida en diferentes ciudades, ¡y que alegría y nostalgia! También este mes fue el de la incomunicación total puesto que mi móvil decidió dejar de funcionar de repente por lo que no pude avisar a nadie hasta que recibí un nuevo teléfono dos semanas después. Os podéis imaginar la película que se creó mi madre, ella sola, antes esta incertitud.
Reencuentro nantés de expatriados

FEBRERO: Este segundo mes pasó volando pero sin mucha novedad, entre recetas de pastelería y problemas atmosféricos que me obligaron a ir un día al trabajo a pie puesto que no había autobuses después de la gran helada de la noche anterior.
MARZO: En marzo pude confirmar al fin lo que estaba deseando desde hace tanto tiempo y planificando desde el verano pasado: mi viaje a Lisboa para asistir en directo al Festival de la Canción de Eurovisión. Después de varios intentos, el amigo con el que fui consiguió comprar entradas para la segunda semifinal y para el ensayo de la gran final del viernes Tras haber reservado el piso cerca del recinto y haber cerrado el planing de cada día de la semana que pasaríamos allí, ya sólo quedaba lo más importante, las entradas, y con ellas nada podía impedir que cumpliera una de las cosas que hacer antes de morir.
ABRIL: Después de tanto soñarlo, por fin pude participar a un Escape Game gracias a las actividades organizadas por mi empresa Y para quién todavía lo dude, sí, ¡escapamos a tiempo! (con 3 minutos de adelanto incluso...). A partir de aquí los viajes que estaba planeando a lo largo del año se iban concretizando. De esta forma, aproveché el puente del 1 de Mayo para ir a visitar a un amigo a Düsseldorf, en Alemania. Y qué bonita es esta ciudad tan moderna y limpia...
MAYO: Como ya he dicho en muchas ocasiones en este blog, el mes por excelencia de Eurovisión lo fue incluso de manera más intensa para mí este año puesto que pude presenciar todo el ambiente que se crea alrededor de la ciudad sede durante toda la semana. Así es, del martes 8 al lunes 14 pasé una de las mejores semanas de mi vida porque pude visitar un poco Lisboa y también vivir verdaderamente lo que significa Eurovisión desde dentro. ¡Estaba más emocionado que un niño con su regalo!
RandomSpain y yo desde el Altice Arena esperando el inicio de la segunda semifinal

JUNIO:
 Tras la resaca eurovisiva, vuelta a la realidad laboral, y con una sorpresa que nos esperaba en nuestra reunión de departamento. Y es que nuestro jefe dimitía y en un mes lo veríamos del otro lado de la barrera, como cliente nuestro. Fue para todos todo un shock el ver que el pilar principal de nuestro grupo, que había conseguido mantener un buen ritmo y sobre todo un buen rollo estupendo, se iba. Fue también el mes en el que celebré mi primer año en la empresa, así que tocaba hacer la entrevista anual personal que se hace en Francia para hacer un resumen de lo acontecido estos últimos meses y hablar de las expectativas de evolución en el puesto de trabajo.
JULIO: La noticia del mes anterior hizo que yo ganara cada vez más en autonomía (a la fuerza, qué remedio) y que pudiera desarrollar otro tipo de competencias profesionales, además de hacer otro tipo de misiones. El hecho de que el verano fuese más tranquilo en cuanto al volumen de trabajo también me tranquilizó y me aseguró en mi pánico (como buen Virgo que soy) ante lo nuevo.
AGOSTO: Este mes fue aún más tranquilo que de costumbre, aun sabiendo que el verano es en general bastante superficial, puesto que fue el primero en que estábamos sin jefe en el departamento y por lo tanto sin mucha dirección que nos guiara. Aparte de esto, me decidí a enviar mi candidatura para participar en la edición de "Pekin Express" en Francia, que se grabaría a primeros de 2019.
SEPTIEMBRE: El mismo día de mi cumpleaños comenzaban mis dos semanas de vacaciones, que empezaban pasando por Burgos para hacer el último papeleo que quedaba para recuperar por fin mi título universitario. Algunos días pasados en casa, pero no mucho, porque 8 días de viaje sin parar me esperaban antes de volver de nuevo a Francia, y es que este año el destino de mis vacaciones eran los países bálticos. Fue un recorrido que nos permitió conocer un poco cuatro capitales del norte de Europa (Tallín, Helsinki, Riga y Vilnius) con encuentros locales e internacionales muy enriquecedores y descubrimientos gastronómicos unas veces mejor valorados que otros.

Doneku y yo desde el castillo de Tureida, en Letonia

OCTUBRE:
 Nuevo puesto de trabajo y jefe.
NOVIEMBRE: Comienzo de búsqueda de empleo.
DICIEMBRE: Más de 20 entrevistas de trabajo, la gran mayoría por teléfono o Skype. Y en enero me queda aún alguna que otra así que supongo que podré decidirme a final del mes que viene sobre mi futuro laboral inmediato.
Mi robot de pastelería del que estoy enamorado


P.D.: Este año me he sentido aún más despegado de todo el mundo, como más a mi rollo. No sé si es madurez, falta de tiempo o aceptación de que la vida avanza cada uno a ritmos y por senderos diferentes... ¿Qué os ha parecido este 2018? ¿Qué es lo que más recordáis de todo lo que os ha acontecido? ¿Y qué le pedís al año que viene?

¡Cuidaos!

No hay comentarios:

Ir Arriba

◦°○º•₪ﺸ »--(¯`v´¯)-» ĎعĴάмє ðΐ§ρä®άя†€ ÅL ¢Θr@ZºИ «-(¯`v´¯)--« ﺴ₪•º○°◦