jueves, 8 de septiembre de 2011

La imagen de los jueves CCXXIX.

¡Hola!

Esta semana, tal y como prometí en anteriores entradas de "La imagen de los jueves", debía hablar de la resolución acerca de mi futuro académico más inmediato. Efectivamente, de eso tratará esta entrada, pero he de decir que tendrá un contenido que ni yo mismo hubiera vaticinado.


Y es que resulta que ayer por la tarde, tras muchos intentos y con la desesperación a flor de piel, por fin un amable conserje de la Facultad de la UPC de Barcelona me dijo que estaba en las listas de admitidos para cursar el 2º ciclo de Caminos allí. Desde luego en cuanto colgué el teléfono la emoción y alegría me inundó, pero eso no iba a durar mucho, visto lo que ha acontecido esta mañana. He madrugado para coger un autobús e ir a Barcelona para hacer la matrícula presencialmente ahí y después buscar un piso compartido donde quedarme por todo el curso. La sorpresa llegó cuando vi las listas yo mismo y vi que, efectivamente, estaba en las listas, pero en la de reservas, no en la de admitidos. Eso significaba que el lunes, y siempre y cuando sobraran plazas de entre los que no hicieran la matrícula de la primera lista, llamarían a aquellos que están en mi lista por riguroso orden. Inmediatamente después me vi ya en Burgos tal y como esperaba dos días antes de este suceso, pues sabía lo difícil que era conseguir una plaza en esta Facultad. Así que tras esta aventura y viaje fugaz a Barcelona, al menos, ya sé...

que acabaré estudiando en Burgos




P.D.: Sinceramente, no espero una llamada de Barcelona el lunes, así que se hace ya oficial que estaré en Burgos el próximo curso. ¿Qué os parece esta aventura que me ha tocado vivir? ¿Qué opináis de Burgos? ¿Cuantos años me caerían por unos 25 asesinatos, que son las personas que hay delante de mi en la lista de reservas?

¡Cuidaos!

No hay comentarios: