sábado, 16 de junio de 2007

Igualdad en las monedas.

¡Hola corazones!

El pasado martes 12 de junio se aprobó en en las Cortes Generales una no-ley que ayudará a que las monedas españolas contengan alguna imagen de mujer.
Desde que llegó la moneda única, el Euro, a nuestro país, tanto las monedas de 2 € como las de 1 € tienen la comúnmente llamada "cruz" común para todos los países, pero no así la "cara" de la misma, siendo libre cada gobierno de poner, o bien una imagen simbólica de su país, como la imagen de su jefe de estado, como es el caso de España con el Rey. Con los billetes no hay problema, pues son idénticos para cualquiera país que adoptó esta medida de unión monetaria en la U.E.

En nuestro país no hay ninguna moneda acuñada con una imagen de mujer, a excepción de las monedas conmemorativas en las que aparecen tanto la Reina Sofía con su marido como Letizia con el príncipe de Asturias. Gracias a esta no-ley (promulgada por
Elvira Cortajarena, del grupo socialista, y siendo apoyada por todos los partidos, absteniéndose el PP por considerarlo ese un tema intrascendente) se da un paso más hacia la igualdad de géneros.
Aquí os dejo el enlace a la noticia en cuestión:

http://www.20minutos.es/noticia/246564/0/moneda/congreso/aprobacion/

Si bien es cierto que este tipo de medidas no suelen llevarse a cabo, ya se rumorean nombres como el de Clara Campoamor como la primera mujer en aparecer en nuestras monedas. Ella logró que se instaurase el voto femenino en la II República, hecho que hace suficiente su acuñación, de tal forma que así se remarque el esfuerzo de las mujeres a lo largo de la Historia para mejorar nuestro país.



P.D.: ¿Qué opináis de esta nueva medida? ¿Nos acerca más a la igualdad entre hombres y mujeres? ¿La veis justa y/o necesaria? Por mi parte, decir que me ha encantado saber que una medida de este tipo se haya debatido y haya salido adelante en el Congreso. Personalmente, lo veo muy justo, aunque también debo decir que no sólo se deben hacer "cosas bonitas", sino medidas más reivindicativas y justas, reales y necesarias. Que no se queden sólo en la imagen de la mujer en la moneda, sino que vayan más allá y aprueben leyes para su (aún hoy) discriminación social y laboral.

Hasta pronto corazones.

No hay comentarios: