martes, 29 de diciembre de 2015

Resumen de mi año 2015.

¡Hola!

No podía terminar el año sin volver a la carga con una de mis costumbres en este blog: el resumen de mi año. Ha sido un año raro y bastante desaprovechado en muchos aspectos, con momentos buenos y malos y bastante neutro si tengo que decantarme por uno de los dos bandos. A continuación intentaré trasmitir todo lo que estos últimos doce meses han dejado en mi persona y mi vida, acompañándolo de ciertas imágenes.


ENERO: El primer mes del año lo comencé ultimando el Proyecto Final de Carrera que debía presentar junto a mis dos compañeros en febrero, pero también con la vista puesta en el viaje a Bélgica que iba a realizar a finales de mes para conocer en persona a @SaHuFe. Fue una semana estupenda que me sirvió de recompensa a tanto trabajo y para distraerme, además de para poder conocer muy bien ese pequeño país y también a mi querido ahijado que allí me acogió.
Saltando de alegría frente a la Gare de Liège en Bélgica
FEBRERO: Efectivamente, después de este paréntesis tocó preparar bien la presentación del PFC, no sin pocos imprevistos y problemas (y no sólo por la nieve que cayó esos días y que entorpecieron mi llegada a Burgos). Como símbolo del (casi) fin de esta etapa decidí hacer realidad uno de mis sueños desde hace tiempo: me rapé el pelo. También este mes me permitió conocer a María Villalón en su presentación del libro-disco "El insólito viaje de una gota de lluvia" gracias a la iniciativa #EspíaInsólito de TubeEspaña, comprobando que era aún más linda y bonica en persona.
MARZO: Aunque ya desde las fiestas navideñas comenzó a moverse, fue sobre todo en marzo cuando cogió verdadera forma la agrupación local para estar presentes en el consistorio tras el 24M. Con muchas ideas, muchas ganas y no pocas dificultades, poco a poco fuimos venciendo y convenciendo.
ABRIL: Este trabajo local para reunir ideas de todas las partes del municipio continuó durante este mes, una vez que ya se decidió por votación el orden de la lista a presentar en las urnas y de la que salí como cabeza más visible, mal que me pesara. Mucho aprendizaje y alegría a pesar de los problemas surgidos, pero sin duda un camino precioso del que no me arrepiento haber formado parte.
MAYO: En el quinto mes del año tocaba testar el apoyo real a razón de los votos en las elecciones locales de este grupo de trabajo en el que participé y cuya candidatura encabecé. Todo el mundo esperaba que al menos yo entrara en el ayuntamiento, pero no que al final fuésemos dos, así que doble alegría. Además de esto, por fin pude ver y disfrutar en directo de Ellos en concierto junto a @Doneku, una explosión de adrenalina que ya me tocaba sentir entre tanta monotonía.
Tras el recuento de votos, se confirmaba que sería concejal en mi pueblo
JUNIO: Tras la resaca electoral tocaba prepararse de verdad para representar a los vecinos" y, además, hacerlo bien. Fue muy emocionante prometer el cargo y comenzar inmediatamente, dentro de mis atribuciones, con mi labor. Todo esto compaginándolo con la preparación de los exámenes que tendría a finales de mes y que confiaba en que fuera la última vez que tuviera que viajar (al menos imperativamente) a Burgos.
JULIO: Un clásico en mis veranos era sin duda el evento de TubeEspaña, esta vez en Almería, gracias al cual pude ver a muchos de los amigos que YouTube y el "vloggear" me ha dado. Fuimos apenas 11 personas en un evento que se preveía como el último de muchos otros anteriores que han permitido poder conocer en persona a muchos de los que compartíamos esta afición de grabar, editar y subir vídeos. No puedo expresar en palabras lo mucho que me ha aportado como persona este pasatiempo y es de las pocas cosas de las que más orgulloso me siento de haber dado el paso.
Éramos pocos pero todos geniales en #TE15 Almería
AGOSTO: Este mes fue muy repetitivo con respecto a otros años, es decir, colaborando en los actos de las fiestas de mi pueblo como uno más independientemente de mi posición política, como había hecho desde hace años. Intenté acercarme a Barcelona y hacer un segundo viaje en verano, pero no pudo ser.
SEPTIEMBRE: A pesar de la pena que me producía tener que dejar mis labores de cargo público, decidí ya a principios de año que no podía seguir atado a mi pueblo y que debía buscar ya una forma de buscarme la vida, sea donde fuera. No pudo ser cerca de mi familia y amigos, así que decidí irme a Francia como "au pair" para, a la vez que buscaba trabajo de ingeniero, mejoraba mi francés. Los primeros días fueron un descubrimiento y un acoplamiento casi diario de la ciudad, las costumbres y las formas de hacer las cosas en Nantes y en mi familia, pero estoy encantado a día de hoy de haberme decidido por esta aventura.
La ciudad de Nantes vista desde la Torre de Bretaña
OCTUBRE: Tras varias semanas en el país vecino, por fin tocaba tener unos días de vacaciones y varios los provechamos para hacer un viaje al Monte Saint-Michel, Saint-Malo y Rennes y así conocer un poco mejor el entorno de la Bretaña francesa. Fue una escapada de dos días pero que me hizo mucho bien para descansar y conocer mejor el país, además de a mis compañeros de ruta.
NOVIEMBRE: Inicié el penúltimo mes del año con una noticia no muy apetecible con respecto a mi futuro más inmediato, y es que parecía ser que la familia buscaba a alguien para reemplazarme. Tras un par de días con muchos nervios e incógnitas sin resolver (soy virgo, necesito seguridad y cierta rutina), finalmente hablé con ellos y, por el desarrollo de la relación de todos, parece ser que dicha charla y mi cambio de comportamiento resultó suficiente (al menos de momento) para seguir aquí.
DICIEMBRE: Estas últimas semanas estuve pensando más en la vuelta a casa para descansar un poco, que aunque esté muy a gusto en Nantes, siempre se echa un poco de menos las raíces, familiares y amigos. Tuvimos una mini-fiesta en la academia de francés, una comida navideña algunos de los españoles antes de irnos, y finalmente seguí con mucha emoción la gran jornada electoral del 20D. Y una vez en España (tras mucho madrugar para coger el avión a Madrid y después de tres horas de autobús a Zaragoza), cenas típicas, reencuentros y ningún regalo, lo de siempre.


P.D.: Este 2015 me propuse, entre otras cosas, abrirme una cuenta en Instagram, y la verdad es que no me arrepiento ahora que echo la vista atrás pues sirve mucho para recordar lo vivido durante este último año. ¿Y vosotros qué opináis de vuestro año? ¿Habéis conseguido realizar todos los proyectos que os planteasteis? ¿Qué le pedís a este 2016 que ya viene?

¡Cuidaos!

No hay comentarios: