lunes, 21 de diciembre de 2015

El otro análisis de resultados tras el 20D

¡Hola!

De nuevo por aquí después de una noche de elecciones emocionante con la que cerramos el año más electoral que jamás ha visto España y también de más convulsiones a nivel político. Esta vez vuelvo para hacer un análisis de los resultados obtenidos tras el 20D y poner de manifiesto ciertas situaciones, cifras y errores (por qué no) cometidos.


Con respecto al pronóstico que realicé aquí hace unos días la verdad es que he sido mucho más benevolente con los partidos tradicionales y los nacionalistas pequeños y muy escéptico con respecto a los escaños que podrían obtener realmente Podemos y Ciudadanos. De los 221 escaños que otorgaba al bipartidismo del PP-PSOE se han quedado en 214. De igual manera, estimaba la entrada de NOS, GBAI y MÉS y no han conseguido llegar finalmente al mínimo de votos sin duda lastrados por el voto útil en favor de los dos nuevos partidos emergentes.
Bajan por tanto los partidos tradicionales: el PP pierde 3,5 millones de votos y 65 escaños mientras que el PSOE continúa la sangría de votos (1,5 millones menos que en 2011) perdiendo 20 diputados. C's ha mantenido bastante bien el tipo a pesar del rápido deshinchamiento en las encuestas en los últimos días al reunir 3,5 millones de votos en su primera cita a nivel nacional, todo lo contrario a Podemos, a quienes atribuían una remontada que ahora se demuestra como real aunque insuficiente. No obstante, la formación morada (sumando las confluencias) consigue 5,2 millones de votos y se queda a un 2% solamente del PSOE. Finalmente IU - UP ha perdido 700.000 votos pero "gracias" a la ley electoral en términos de escaños se tienen que conformar con 2.
Porque sí, el bipartidismo sale muy tocado pero no está aún muerto, en gran medida por el propio sistema de reparto provincial de escaños que exige diferente coste a las formaciones políticas para conseguir un escaño, pero también porque tanto el PP como el PSOE se mantienen como primera fuerza en sus feudos: el primero en el centro de la meseta y también en Galicia y Murcia, y el PSOE en Extremadura y Andalucía, aunque ambos han bajado sus apoyos en dichos territorios.
Así pues, y a falta del recuento de los emigrantes puesto que debido a errores administrativos y prisas se les permitió votar hasta ayer presencialmente en los consulados y embajadas, el hemiciclo queda de la siguiente manera:
- PP: 122 escaños
- PSOE: 92 escaños
- PODEMOS: 48 escaños. Incluyo aquí los 42 obtenidos a nivel estatal, 2 gracias a "En comú Podem" (5º y 6º de Barcelona), 2 por "Compromís-Podemos-Es el moment" (1º de Alicante y 2º de Valencia) y 2 de "En Marea" (1º de La Coruña y 1º de Ourense).
- C's: 40 escaños
- IU -UP: 5 escaños. Incluyo aquí los 2 conseguidos por Madrid con su propio nombre pero también 2 de "En comú Podem" (1º de Tarragona y 7º de Barcelona) y 1 de "En Marea" (2º de La Coruña).
- ERC: 9 escaños
- DiL: 8 escaños
- PNV: 6 escaños
- EHB: 2 escaños
- CC-PNC: 1 escaño
Dentro de las confluencias de Podemos se encontrarían representaciones extraoficiales de:
- Compromís: 4 escaños (2º de Alicante, 1º de Castellón y 1º y 3º de Valencia)- En comú: 2 escaños (2º y 8º de Barcelona)
- IC-V: 2 escaños (3º y 9º de Barcelona)
- AINA: 1 escaño (1º de Pontevedra)
- independientes: 8 escaños (1º y 4º de Barcelona, 1º de Gerona, 1º de Lérida, 1º de Lugo, 3º de Alicante y 4º y 5º de Valencia)
De esta forma se cumplirían las promesas y expectativas de tener un grupo parlamentario propio para Cataluña gracias a los 12 diputados obtenidos por "En comú Podem", mismo anhelo de Compromís (que con 9 escaños, 4 son de la formación valencianista) y de En Marea (que con 6 escaños perfectamente el de EU podría ayudar a Garzón a formar grupo parlamentario propio).

La conclusión final con respecto al pronóstico que hice hace unos días es que el desglose provincia a provincia me permitió ajustar mucho mejor el reparto de escaños totales, y aun así he cometido algunos errores bastante importantes. Llega el momento de entonar el "mea culpa" repasándolos:
- EHB ha caído en País Vasco en favor de Podemos al considerarlo un "voto útil", como bien intuía y por lo que me autopermitía errar, y también (en menor medida) por haber considerado allí la confluencia con Equo.
- en Navarra había sobreestimado a GBAI puesto que al ser el partido en gobierno no preví el voto útil hacia Podemos en unos comicios en clave nacional.
- lo mismo ha ocurrido en Islas Baleares, donde MÉS no ha conseguido los votos suficientes para sacar escaño en favor de Podemos, que adelanta al PSOE y queda segundo.
- la coalición PSOE-NC en Islas Canarias no ha servido para adelantar al PP pero al menos sí consiguen un diputado más que Podemos a pesar de perder frente a éstos en votos.
- en Cataluña había disparado a 10 escaños a C's cuando se ha quedado con 5, subestimando a Ada Colau y al PSOE, que se ha mantenido en tercera posición dignamente.

Como ya he apuntado antes, éstos son los peores resultados tanto para el PP como para el PSOE desde su nacimiento. Del mismo modo, ambos partidos suman poco más del 50% de los votos, aunque esto no se traduzca en el reparto de escaños gracias a la ley actual. Una de las preguntas que surgen ahora es... ¿y si hubiese habido una confluencia desde Podemos también a nivel estatal con IU? El periódico digital eldiario.es ya ha hecho la extrapolación aquí. Y aunque no se hubiese dado esta situación... ¿cómo quedaría el Congreso de los Diputados si España fuera una única circunscripción y no dividida en 52 circunscripciones? Así quedaría el reparto de escaños:
Pero sobre todo, la gran pregunta es... ¿y ahora qué? Porque en menos de dos meses se debe votar al candidato propuesto por el Rey (que siempre ha elegido a la lista más votada por respeto al sistema democrático) y éste debe obtener 176 votos positivos en primera ronda, o bien más votos positivos que negativos en la segunda ronda. No es fácil el encaje de escaños, desde luego. Aquí hago un breve repaso a las posibles soluciones, de más probable a menos probable:
- PP con abstención de PSOE y C's, lo que supondría la muerte de los socialistas y la llegada de Susana Díaz para intentar reflotarlo en 2019.
- PSOE con voto a favor de C's y abstención de Podemos (dejando las condiciones de investidura a C's, es decir, con un PSOE aún más descafeinado y más similar aún al PP).
- convocatoria de nuevas elecciones para mayo. Esta opción no interesa probablemente a los dos partidos tradicionales, así que es la que menos probable veo porque ya se las arreglarán para no tener que recurrir a esto.

No querría cerrar esta interesante (y extensa, lo sé) entrada sin hacer un último análisis en el que sumar los votos y porcentajes de tres bloques muy diferenciados:
- Centro-derecha (PP, C's, DiL, PNV, CC-PNC): 11,7 millones votos (el 34%)
- Centro-izquierda (PSOE, Podemos, IU-UP, ERC, EHB): 12,4 millones de votos (el 36%)
- Abstencionistas: 9,3 millones de votos (el 27%)
De los 25 millones de españoles llamados a las urnas 1 de cada 3 prefiere no participar sobre el futuro de su país, haciendo que otro tercio de españoles decidan por ellos y por el otro tercio que sí votaron pero eligieron opciones opuestas. Y es por esto por lo que es importante ejercer nuestro derecho y a la vez deber de votar en unas elecciones. No lo repetiré más (miento).


P.D.: Cómo se nota que me gusta y me involucro en lo que puedo en la política y en darme a los demás, aunque ahora no pueda por residir en el extranjero, mal que me pese. ¿Qué opináis de los resultados finales? ¿Y de esta reflexión en voz alta que acabáis de leer? ¿Hay alguna cosa que queráis aportar a este interesante debate?

¡Cuidaos!

No hay comentarios: